MENU

Desde la ciudad del dragón

La bruja Circe

Cerro Otero, el cerro del Lobo, la sierra de la Mosca. El entorno de esta ciudad esta lleno de colinas. Dicen las crónicas escritas que los romanos utilizaron esta ubicación, a pesar de la escasez de acuíferos, por un tema de vigilancia. Puede ser que como tenían siempre guías y asesores entre los habitantes nativos consideraran el entorno sagrado por estar a lomos del dragón. Es probable que eso se uniera a la condición de tener siete colinas, los 459 metros de la parte antigua, subiendo a Peñarredonda (465m), al Paseo Alto (460m), a Peña Aguda (472)m, a la Montaña (644m), a la Sierrilla (523m), al Cerro de los Romanos (550m).

No es casualidad que los romanos usaran un lugar de colinas. Roma recoge las tradiciones griegas y para ellos, como para los celtas y los iberos, las colinas representaban un dragón dormido que daba fuerza y protección a cualquier lugar que se asentara sobre ellas. Según eso esta ciudad está protegida por el dragón. Que tengamos un patrón que incluye esa simbología quizás no se deba absolutamente a la casualidad.

Pero recordemos también que el dragón, casi siempre tranquilo, permanece letárgico si un peligro muy grande no lo amenaza, y no sea que nosotros también nos durmamos en las rutinas, nos cansemos de la lucha por lo que es justo, por lo ético y por la equidad y, como al dragón, nos tomen por sorpresa y nos roben las riquezas. No hay mayor riqueza que el trabajo, el cual pone en valor los bienes y las empresas. Recordad que si los sabios decían que los asentamientos en colinas semejantes al lomo de un dragón, tenían la fuerza de este mítico animal también participan de su carácter. Aprovechemos lo bueno, la fuerza, la sabiduría, la capacidad de retener riqueza y retiremos la apatía y la falta de empatía con los demás.

Que tengáis unas felices vacaciones aquellos que escapáis del calor del dragón, a disfrutar, y los que os quedáis bajo el calorcito, mucha agua y no poneros al sol, quedad en paz y disfrutad de las actuaciones de nuestra ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: