Marifé Sommer va acompañada de una intérprete que le traduce todo cuanto sucede a su alrededor. Ambas son sordas y mudas y Marifé además, ciega. Esto a priori, podría suponer una barrera enorme a la hora de viajar, pero Marifé asegura que ya ha salido varias veces de su tierra, Asturias, aunque es la primera vez que participa en este programa. Sus expectativas son “muy buenas” y se muestra muy contenta cuando se le pregunta por esta actividad. “Considero que no tengo barreras”, asegura. Hablamos con ella a través de otra intérprete, Paula Borjas, quien junto a otras tres intérpretes más, acompañarán a las personas sordas de toda España en su periplo por la región.

Es la primera vez que el programa se desarrolla en Extremadura

El programa, que cumple ocho años desde su implantación, tiene como objetivo mostrar una España accesible, en este caso una “Extremadura accesible”, según ha explicado el director de FEXAS (Federación Extremeña de Asociaciones de Personas Sordas), José Manuel Cercas, a través de su intérprete de lengua de signos, Claudia Hurtado.

Además, incluye actividades muy variadas que se reparten a lo largo de dos semanas. Durante la primera semana visita la región un grupo de unas 75 personas y durante la segunda, otro grupo del mismo número de integrantes. Los dos grupos se hospedarán en la ciudad en esos días y desde aquí se moverán por algunos de los puntos turísticos más importantes de Extremadura. Así pues, la semana comienza en Cáceres, donde descubren la riqueza histórica de su casco antiguo para después visitar un secadero de jamones en Montánchez. Además, irán a Mérida, a Guadalupe y a Trujillo para terminar en Cuacos de Yuste.

Reto accesible

En el acto de presentación de este programa las instituciones congregadas hicieron hincapié en la necesidad de ofrecer servicios de ocio adaptados a este tipo de personas ya que ellas también viajan con frecuencia y se encuentran con muchas barreras a la hora de hacerlo. La secretaria general de la Fundación ONCE, Teresa Palahí, quiso profundizar en este aspecto y señaló que las personas con discapacidad viajan con la misma frecuencia que las personas en general, pero que además gastan un 20% más. En cambio, en la oferta de lugares visitados, 57 en concreto que analizaba el estudio, se evidenciaba falta de accesibilidad.

Por su parte, la directora del CAMF (Centro de Atención a Personas con Discapacidad) de Alcuéscar, Isabel Jiménez, manifestó su interés por conseguir que todas las personas, independientemente de su discapacidad, disfrutasen de las vacaciones y del tiempo de ocio.

Según la ONCE, las personas con discapacidad gastan un 20% más que el resto en sus viajes

Asimismo, la presidenta de la CNSE, Concha Díaz, aseguró que el 61% de personas sordas de España tiene 54 años o más y que gracias a este programa su vida había cambiado. Por este motivo, lanzó un guante a la administración para que este tipo de iniciativas se mantuvieran con los fondos públicos necesarios.

El guante fue recogido por la directora del SEPAD, Consolación Serrano, quien afirmó que algo tan importante como es la accesibilidad no puede estar sujeto a variaciones ni a cambios. “Ellos tienen los mismos derechos”, subrayó.

Finalmente, la concejala de Asuntos Sociales, Marisa Caldera, les animó a disfrutar de la ciudad, de su gastronomía y de su patrimonio histórico. Ellos se mostraron ilusionados y con ganas a pesar del mal tiempo, pues iban a conocer una Extremadura más verde de lo que acostumbra.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here