La campaña de la recogida de la cereza en el Valle del Jerte comienza hoy, semanas más tarde de lo que viene siendo habitual debido al retraso de la floración provocado por las bajas temperaturas. No obstante, las previsiones para los próximos días son óptimas para que aumente la maduración del fruto y empezar a recolectar un número considerable de kilos. Será entonces cuando entren en las instalaciones de la Agrupación de Cooperativas, una media diaria de 150.000 kilos.

Según ha informado en nota de prensa la agrupación, las previsiones son muy optimistas a pesar del retraso de la campaña. Desde la segunda quincena de mayo hasta principios de agosto se esperan alrededor de 21 millones de kilos, de ellos, entre 5 y 6 millones serán picotas.

La Agrupación de Cooperativas ha adquirido una nueva calibradora óptica

Por ahora, las primeras cerezas en entrar a la agrupación serán las variedades de tipo California 1, que son las primeras en madurar. Las últimas serán las picotas que se recolectan entre mediados de julio y agosto.

De hecho, para que la clasificación de las cerezas sea aún más rápida, la Agrupación de Cooperativas Valle del Jerte ha mejorado su equipamiento adquiriendo una nueva calibrador óptica con la que se aumenta y optimiza la capacidad de producción. Esta maquinaria permite optimizar el proceso de clasificación del fruto con un traje de defectos en línea, que funciona de forma automática y en tiempo real, al tiempo que selecciona el fruto por tamaño. Así la capacidad de clasificación y por tanto, de producción, aumentará en 90.000 kilos al día llegando a los 500.000 kilos.

Además de esta inversión, la Agrupación de Cooperativas Valle del Jerte ha llevado a cabo una importante ampliación de las instalaciones que contribuirán también a ese crecimiento de la producción. En concreto, la cámara de enfriamiento ha sido mejorada con dos muelles de descarga, una zona de recepción refrigerada y tres pistas de hidroenfriamiento.

Motor económico

Sin duda, la cereza es el motor económico de la comarca y durante su campaña de recolecta se viven los meses más dinámicos en el Valle. El momento de recogida de la cereza es muy importante para conservar su calidad, por eso la contratación de mano de obra durante la campaña aumenta considerablemente y llega a dar empleo a más de mil personas.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here