caceres_plaza_de_san_jorge_julian_blasco_2009_2

De Cáceres de toda la vida /
José María Saponi

No cabe ninguna duda que la declaración por la UNESCO de Ciudad Patrimonio es un reconocimiento internacional que constituye un honor y una distinción, pero, al mismo tiempo, supone una serie de obligaciones que las ciudades, por si solas, no pueden asumir.

Entre la incalculable belleza y riqueza monumental extremeña se encuentra el denominado ‘Triángulo de Patrimonio de la Humanidad’ compuesto por las localidades de Cáceres, Guadalupe y Mérida, tres ciudades que albergan en su interior los tesoros más preciados de la región.

La villa de Cáceres tiene sobre sí toda la aureola de su historia milenaria, “Cáceres viene al mundo cuando ya no quedan reinos por descubrir, cuando el pasado es sólo un bello recuerdo y el presente una realidad” (Miguel Muñoz de San Pedro, Conde de Canilleros).

Acercarse a la historia de la ciudad de Cáceres es conocer a pequeña escala la Historia de España. Esta tierra, habitada ya desde los tiempos del Paleolítico Superior, nos relata las distintas etapas por las que el hombre ha pasado. Romanos, Almohades, Judíos, Portugueses, Castellanos… cada uno con su cultura y su religión pero que se fundieron en Cáceres creando un Patrimonio Histórico-Cultural inigualable.

Todo momento tiene su encanto e invita a volver, a redescubrir la ciudad bajo otra luz y otro ángulo

No es lo mismo pasear por sus calles y plazas por la mañana que por la noche, en otoño o en primavera…. Todo momento tiene su encanto e invita a volver, a redescubrir la ciudad bajo otra luz y otro ángulo. Este legado que tanto enorgullece al cacereño puede enlazarse con la modernidad de una ciudad universitaria activa y llena de iniciativas culturales. Entre ellas, destaca el Centro de Artes Visuales “Fundación Helga de Alvear”, donde se muestra una de las colecciones privadas de arte moderno más importantes de Europa, el Festival WOMAD, punta de lanza de la música internacional, o El Mercado Medieval Transfronterizo de las Tres Culturas, considerado hoy uno de los más importantes a nivel internacional.

El mantenimiento de los cascos históricos, la existencia de una estructura urbana medieval que dificulta el tráfico y aparcamiento de vehículos; una morfología y tipología edificatoria histórica que es preciso conservar, pero que se adapta difícilmente a ciertas demandas actuales; la degradación medioambiental provocada por desafortunadas intervenciones modernas; la gran cantidad de patrimonio edificado de carácter monumental que hay que restaurar, rehabilitar y rentabilizar, los elevadísimos costos añadidos a la hora de acometer la implantación o renovación de infraestructuras y todos aquellos problemas que produce el enfrentar una configuración del pasado con la vida actual, no pueden ser sólo afrontados por los Ayuntamientos en exclusiva, es necesaria la colaboración institucional y de los ciudadanos, y por supuesto de la Unión Europea, de cuyo tesoro cultural forma parte.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here