MENU

¿Centro vs ferial?

El enfrentamiento a lo largo de estos días entre caseteros y hosteleros del centro ha adquirido tintes tragicómicos. Nada nuevo bajo el sol, pues esta polémica artificial lleva repitiéndose varios años con el mismo sainete: “si el ayuntamiento sigue promocionando la feria de día acabará hundiendo al Ferial”. Y es que es cierto que de un tiempo a esta parte, el centro y sus bares cada vez tienen más afluencia durante la feria de San Fernando. Pero no se engañen, no existe una regulación a la carta ni tienen licencias especiales que perjudiquen a los caseteros, la feria de día surge gracias a la demanda de los ciudadanos, que quieren una alternativa a las casetas del ferial.

Los caseteros este año han ido un paso más lejos. Han amenazado al ayuntamiento con no abrir en la fecha prevista ni rebajar las entradas el día del niño. Al final han dado marcha atrás y sus bravuconadas no se llevarán a término. Acusan al consistorio de promocionar a los locales del centro. Aunque fuera cierto, ¿cómo podría acabar con la feria de día? ¿Obligando al ciudadano a visitar el ferial? ¿Prohibiendo la música o la dispensación de bebidas? Es imposible estar en contra de las tendencias sociales. La feria de día de Cáceres tiene cada año más aceptación. Se ha abierto paso como una propuesta que aúna comodidad y ambiente. Algo que no sería contrario al ocio que defienden los feriantes que invierten en el montaje de casetas.

Mal hacen los caseteros en hablar de empleo e inversión, porque son los empresarios del centro los que pagan impuestos, ofrecen servicios y generan empleo estable. Y no sólo durante los 10 días que se extiende la feria, sino durante todo el año. No es bueno confrontar modelos de actividad. Vayamos a lo más sensato y lo más inteligente. Compatibilicemos los dos modelos de feria y que cada cual elija el que prefiera. Libertad, divino tesoro.

El centro acoge —como bien se dice— ‘la feria de día’, mientras que los caseteros tienen más predicamento entre los jóvenes que acuden en masa al ferial al caer la noche. Cáceres y sus ferias de San Fernando deben ser suficientemente flexibles y amplias para que todos los públicos tengan cabida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: