MENU

El ciego

mendigo

La magia del iceberg /
VÍCTOR M. JIMÉNEZ

En el paso subterráneo, entre los Jerónimos y el Monumento a los Descubridores, tiene su hogar y su oficio un hombre ciego. Cuando llega la mañana se levanta de su lecho de cartones y sale al parque cercano. Se lava en la fuente lo mejor que puede y regresa en seguida al túnel.

Canta dulces melodías con una voz sorprendente. Un buen puñado de antiguos fados nutre su repertorio. Clava los ojos vacíos a un cielo invisible para los que solo vemos una cúpula de ladrillos sucios.

La voz del viejo se extiende por todo el paso y navega a los buenos tiempos de la juventud perdida. De vez en cuando, el sonido metálico de una moneda que cae en la lata le hace sonreír.

Una vez lo quisieron ingresar en una residencia de ancianos, pero se negó a hipotecar la libertad por una cama blanda y un plato de sopa caliente.

 

Leer más

Curiosidad infantil

24 Febrero, 2015

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ Audrey Hepburn y George Peppard se abrazaban bajo una intensa lluvia en un callejón de Nueva York. Apenas salieron los créditos finales, la pequeña lo miró y le preguntó: -Tito, ¿tu nunca te has enamorado? El tío la observó con asombro. Percibía

El viejo poeta

15 Diciembre, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ Francisco despierta al sol viejos recuerdos. En el juego alborotado de los niños reconoce los matices perdidos de los primeros pasos. Su vida, ahora sencilla, se asienta en pilares de tristezas Le gusta pasear por el parque y detenerse a contemplar el

Las uvas verdes

1 Diciembre, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ La mujer abre la puerta. El chico mira con desconfianza a ambos lados y entra. La sigue por las escaleras. Intenta dibujar su silueta en la penumbra y percibe matices que le aceleran el pulso. En la intimidad de la habitación, ella deja caer el vestido y

El guía

28 Octubre, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ Dame la mano y acompáñame. Sé que mi piel es fría, pero te prometo que al final del camino el fuego del placer acariciará tu cuerpo. Ella estará en todo momento delante de nosotros. Alumbrará con un farol la oscuridad del sendero para que no

En el parque de atracciones

14 Octubre, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ Cuando bajó de la noria se sintió un poco mareada. No era propensa al vértigo y disfrutaba con las atracciones más emocionantes. La noria tampoco era grande. Quizás rotaba demasiado rápido y eso fue lo que le provocó la sensación de tener el

NEBULA

29 Septiembre, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ Nebula es un lugar muy lejano en una montaña alta. Los caminos que llevan allí son escarpados y están llenos de peligros. Es fácil perderse. Los viajeros no se suelen aventurar más allá de la primera encrucijada. En ese punto, una calavera sobre una

1492, la conquista

15 Septiembre, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ Cristóbal Colón, retirado del oficio de navegante fracasado y cartógrafo de poca monta, camina tranquilamente por la orilla del Guadalquivir. Su escasa hacienda le permite vivir a duras penas, pero no piensa en ejercer ningún otro empleo y prefiere

El pan de los vencidos

14 Julio, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ El miedo convertía sus palabras en susurros. Corrían malos tiempos para los vencidos. A la caída del sol y con el toque de queda, los soldados arrancaban de sus hogares a decenas de personas que se ocultaban en los agujeros más infames con el anhelo de

Huidas

30 Junio, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ Cuando Sandra subió al autobús con dirección al norte aún le quedaba la esperanza de ver por los grandes ventanales a Andrés. Lo imaginó a la carrera, con la cara desencajada, buscándola entre la aglomeración de pasajeros. Entonces se hubiera

Las naranjas

9 Junio, 2014

El suelo del parque se cubría de oro. Las hojas de los árboles describían, en su caída, trayectorias indefinidas al capricho de la brisa. Cada mañana el servicio de limpieza las retiraba, pero a las pocas horas un nuevo manto reemplazaba al anterior. La mujer paseaba despacio de vuelta a casa.

EL HÉROE

5 Mayo, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ El ejército diezmado se guarece en el campamento. Comen panes mohosos y beben aguas infestas. Los heridos se hacinan en lechos sucios esperando una muerte segura. Las deshiladas banderas aún se mantienen en pie a la entrada de la tienda del General. Los

El valle de las cerezas

22 Abril, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ Al norte existía un valle que con los primeros llantos de la primavera se pintaba del blanco inmaculado de las flores de los cerezos. Ella huyó de allí mucho antes de que el invierno diera su último suspiro y no regresó jamás. Entonces yo era un

La traición

7 Abril, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ Fraguaron la traición en su ausencia. Aprovecharon la oscuridad de la noche, la soledad de la casa y el frío de las sábanas para el ataque letal. Cierto era que los balances marcaban pérdidas terribles, pero de malas situaciones habían escapado otras

Sala de espera

24 Marzo, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ Tenía cita a las diez y media y eran más de las once. -Por eso nos llaman pacientes -pensó mientras un ratón le roía los pilares de la cordura. No pudo reprimir una sonrisa irónica. Había cinco personas en la sala de espera, charlaban entre ellos.

Puntos de vista

10 Marzo, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ -No está mal -dijo Marisa con una sonrisa cómplice asomando a la comisura de sus labios -, pero me esperaba otra cosa. No sé, después de todo lo que había oído de él, las fotos en las revistas, las películas, las entrevistas en televisión…

Alexis el águila

24 Febrero, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ Alexis, “El águila”, se jubiló del trapecio el día que sus manos, agarrotadas por la artrosis, no pudieron con el peso de su cuerpo. Le costó resignarse y se llevó más de un susto cuando, en algún doble mortal, sus dedos no conseguían aferrarse

El violinista

10 Febrero, 2014

La magia del iceberg / VÍCTOR M. JIMÉNEZ Toca y vuelve a tocar. Las manos agrietadas por el frío siguen arrancando melodías hermosas al violín. A sus pies, la funda abierta del instrumento sirve de improvisado recogedor de fortuna. Pongo una moneda, él me sonríe. Agradezco que llene con su

A %d blogueros les gusta esto: