4.7 C
Cáceres, España
lunes, enero 22, 2018

La manifestación del buen rollito

La temperatura de las palabras José María Cumbreño En la segunda acepción que el Diccionario de la RAE ofrece de la palabra “manifestación”, puede...

Dos banderas con los mismos colores

La temperatura de las palabras / José María Cumbreño Cuando muchos países latinoamericanos luchaban por su independencia, podía parecer chocante ver en el ejército español a...

No nos merecemos estos políticos

La temperatura de las palabras / José María Cumbreño Escribo esto mientras veo una tertulia de TV3 que debería mostrarse en las facultades de periodismo...

La nueva Consejería de Cultura (y de unas cuantas cosas más)

La temperatura de las palabras José María Cumbreño Cuando, hace algo más de dos años, comenzó la legislatura en la que ahora mismo nos encontramos,...

Cómo desperdiciar el talento en una ciudad patrimonio de la humanidad

La temperatura de las palabras / José María Cumbreño Esta semana se celebra en Madrid FITUR, la feria de turismo que la mayoría de las regiones...

60000 millones de nada

La temperatura de las palabras Jose María Cumbreño El pasado dieciséis de junio se conoció que el Banco de España daba por perdidos 60000 millones de...

A vueltas con las dichosas letras

La temperatura de las palabras / José María Cumbreño Desde hace unas semanas, en esta ciudad casi no se habla de otra cosa. Y es que...

Una calle para Juan Rosco

La temperatura de las palabras José María Cumbreño Hace unos meses reflexionaba aquí acerca de la cantidad de escritores de primer nivel que, por puro azar,...

¿Cómo era aquello de que en Cáceres nunca hay nada?

La temperatura de las palabras José María Cumbreño Si a los españoles les encanta quejarse, los cacereños debemos de ser españoles al cuadrado. Españolísimos. Una de las...

Otra Feria del Libro es posible

La temperatura de las palabras / José María Cumbreño El nivel de la feria del libro de Cáceres lleva años empobreciéndose edición tras edición. No obstante,...

La bandera

La temperatura de las palabras José María Cumbreño Desde hace unos días, cualquier persona que pasee por el centro de Cáceres se encontrará, a la...

La sala Capitol vuelve a abrirse

La temperatura de las palabras José María Cumbreño Los diarios regionales informaban la semana pasada de la reapertura de la Sala Capitol. Según parece, Amelia...

El pene y la vulva

La temperatura de las palabras / José María Cumbreño Durante unos días, se ha podido ver por Madrid un autobús naranja cuya carrocería mostraba el siguiente...

A la cárcel por contar chistes

La temperatura de las palabras / José María Cumbreño No sé si podemos llamar democrático a un estado que envía a la cárcel a una muchacha...

El tren y la decaúve

La temperatura de las palabras José María Cumbreño Mi padre, como muchos extremeños, tuvo que emigrar en los años setenta para poder conseguir un trabajo. Estuvo...

El año en que cáceres iba a ser Capital europea de la cultura

Cada vez que llega diciembre, entre el lacrimógeno anuncio de la lotería y el famoso de turno equivocándose al explicar lo de las campanadas,...

Truman atrapado por la zona azul

La temperatura de las palabras / José María Cumbreño Y por si no nos vemos, ¡buenos días, buenas tardes y buenas noches! Después de pronunciar estas palabras...

El embarcadero como triste símbolo de una época

La temperatura de las palabras / José María Cumbreño Cada vez que, camino de Mérida, paso con el coche por el tramo de autovía que rodea...