MENU

Centrifugados

La temperatura de las palabras /
José María Cumbreño

El fin de semana que viene se celebra en Plasencia la tercera edición de Centrifugados, el encuentro en el que se reúne parte de lo mejor de la literatura independiente en español y que constituye tal vez el mayor acontecimiento literario que se celebra en Extremadura. En nuestra región, seamos justos, todos tenemos una deuda con la Asociación de Escritores Extremeños, que, desde hace más de veinte años, saca adelante el proyecto de las aulas literarias. Sin embargo, la programación de las aulas (de primer nivel, desde luego) consiste en traer a nuestras ciudades a cuatro o, a lo sumo, cinco escritores a lo largo de un curso. En cambio, en Centrifugados el talento de casi cien editores y escritores se concentra en un fin de semana de convivencia.

El encuentro se apoya en estos cuatro pilares

a) Una feria de editoriales independientes de España y Latinoamérica. En ella, los visitantes cuentan con la oportunidad de conocer catálogos que normalmente llegan con dificultad a las librerías y que proponen líneas de publicación distintas y originales.
b) Un ciclo de ponencias y mesas redondas en las que se analizan temas tan diversos como la edición alternativa o los nuevos rumbos de la última literatura.
c) Talleres alrededor del libro, como, por ejemplo, de libros cartoneros, de tuneo de libros o de confección de libros artesanales.
d) Un ciclo de lecturas nocturnas en las que los autores ofrecen un primer plano, íntimo unas veces, canalla otras.

Centrifugados lleva dentro de sí la idea de “fugarse del centro”, de demostrar que el centro puede ser cualquier lugar. Quizá en la periferia el artista tenga incluso más libertad para realizar propuestas originales. Además, tradicionalmente se ha relacionado a Extremadura con el atraso, también en el plano cultural, razón por la que organizar un encuentro de esta categoría aquí cobra mucho más sentido. En la edición que comienza dentro de unos días, se prestará atención a las voces femeninas y a la literatura latinoamericana actual. De hecho, será la primera vez que se pueda ver y oír en por estos pagos a grandes nombres de la poesía americana contemporánea, como Sergio Raimondi, Marcelo Díaz, Jorge Posada, Daiana Henderson, Víctor López Zumelzu, Rocío Cerón, Laura Wittner o Susana Szwarc.

Todos aquellos que todavía piensen que la literatura es algo aburrido o para iniciados, por favor, que se pasen por Plasencia del 24 al 26 de febrero. Y luego hablamos.

Leer más

Privados, no concertados

6 Febrero, 2017

La temperatura de las palabras / José María Cumbreño En 1985, con Felipe González como presidente del gobierno, se crearon los conciertos educativos con centros que hasta entonces habían sido privados. En ese momento se justificó arguyendo que era una forma de regular las asignaciones que

Cómo desperdiciar el talento en una ciudad patrimonio de la humanidad

16 Enero, 2017

La temperatura de las palabras / José María Cumbreño Esta semana se celebra en Madrid FITUR, la feria de turismo que la mayoría de las regiones y ciudades españolas aprovecha para tratar de mostrar su mejor cara con el fin de atraer a los turistas. Por lo visto, este año se va a promocionar

El año en que cáceres iba a ser Capital europea de la cultura

27 Diciembre, 2016

Cada vez que llega diciembre, entre el lacrimógeno anuncio de la lotería y el famoso de turno equivocándose al explicar lo de las campanadas, a todos nos invade cierta sensación de melancolía que nos lleva a repasar lo que hemos hecho o dejado de hacer durante los once meses anteriores. Para

El embarcadero como triste símbolo de una época

12 Diciembre, 2016

La temperatura de las palabras / José María Cumbreño Cada vez que, camino de Mérida, paso con el coche por el tramo de autovía que rodea Aldea Moret, no puedo dejar de mirar durante unos segundos (si no voy conduciendo, claro) hacia El Embarcadero y decirme a mí mismo que qué pena que haya

Truman atrapado por la zona azul

28 Noviembre, 2016

La temperatura de las palabras / José María Cumbreño Y por si no nos vemos, ¡buenos días, buenas tardes y buenas noches! Después de pronunciar estas palabras delante de una audiencia formada por millones de telespectadores que llevaban siguiéndolo durante toda su vida, Truman hizo una

A %d blogueros les gusta esto: