MENU

What you need

What-you-need

Historias de Plutón /
José A. Secas

Había dormido muy bien. No de ese modo plácido y tranquilo como lo hace un bebé saciado, como cuando has trabajado duramente y te sientes con la satisfacción del deber cumplido, como cuando has hecho deporte y tu cuerpo se repone con el sueño reparador o como, simplemente, como cuando tienes mucho sueño porque la noche anterior dormiste mal o poco; no. Simplemente se despertó tranquilamente tras las horas de descanso apropiadas y supo que sería un día perfecto. Tomó la determinación de mantener ese espíritu optimista y se propuso enfocar de modo positivo todo lo que le deparara la jornada. Sería un día estupendo; como la vida misma.

Minuto a minuto fue empapándose de la felicidad que aporta la vida cotidiana en pequeñas dosis y sintió como entraba la luz por los ojos de la persiana, la tibieza del agua de la ducha, el frescor del aftershave, el cálido roce del algodón de su camisa, la esponjosidad de la suela de sus zapatos nuevos, el olor, primero, de la tostada de aceite (luego su sabor intenso y levemente amargo) y la dulzura de la mermelada del desayuno; hasta que salió a la calle y la brisa de la mañana le acarició el rostro mientras que la luz que reflejaban las gotas de rocío le deslumbraba. Se sentía pleno y satisfecho caminando, con la sonrisa puesta, al trabajo que le gustaba y le proporcionaba el dinero suficiente para vivir sin agobios. Iba saludando a los conocidos y miraba con franqueza —risueño— a quien se cruzaba en su camino. Sentía un bienestar intenso porque se sabía capaz de irradiarlo y contagiarlo. Su talante, empapado de amor por la vida, le devolvía con la misma intensidad dosis de amor ambiental que le reforzaban. Era una acumulación de buen rollito, buen karma, buenas vibraciones y ¡buenos días!

Se sintió agradecido por su presente intenso y rico y comprometido con su destino y su misión en la vida

Seguro de que ese estado de ánimo —subidón subidón— le empujaba y le estimulaba (tomado de la mano de la consciencia plena) a seguir así todo el día y a acumular fuerza y espíritu para encarar su vida con el mismo talante, repasó con profunda satisfacción las razones que le hacían sentirse tan bien: se sentía digno, libre y sabio. Afortunado por vivir dónde vivía, por tener familiares y amigos de los que recibir y a los que dar su amor. Se sintió agradecido por su presente intenso y rico y comprometido con su destino y su misión en la vida. Hizo planes para viajar, para leer, para cocinar para alguien especial y luego bailar con ella, soñó despierto camino del trabajo sintiendo sus pasos firmes que le unían a la tierra y a la vida. Se sintió sano y capaz de afrontar los planes postergados, de decir “te quiero” y de mantener esa sonrisa que le abría todas las puertas. Cuando, al final del día, repasó con satisfacción todo lo sentido y vivido quiso conectar con los espíritus superiores y se vio, de pronto, muy pequeño pero humildemente feliz. Entonces, le vino a la mente una canción de su adolescencia y volvió a experimentar una profunda gratitud: “All you need is love” de The Beatles.

Leer más

Cien años

15 Junio, 2015

Historias de Plutón / José A. Secas Había dormido mal. No de ese modo revuelto o intermitente, angustioso o de mala digestión, desasosegado o en vilo, de pesadilla o de dolor de algo, acalorado o con un run-run recurrente y circular; no. Simplemente se despertó un poco más violenta y

Nunca digas nunca jamás

2 Junio, 2015

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Hace ya un tiempo, mi hermana María me invitó a reflexionar sobre el peligro que entrañaba el uso de las palabras “absolutas”, dándome a entender que estas palabras estaban cargadas de injusticia. Generalizar es peligroso y, al incluir estos vocablos en

La vida te da sorpresas 

11 Mayo, 2015

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Cuando de una idea para escribir una colaboración literaria como esta, solo te ha dado tiempo a registrar el título y todo el discurso que fraguaste lo tienes que recuperar de lo más profundo de tu disco duro mental y, de remate, la intención nueva que

Ansiada ubicuidad

20 Abril, 2015

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Esta vez la chispa saltó por culpa del columnista alterno en estas lides: mi admirado Alonso Torres. Tanto él como yo, en principio, habríamos de ser los que escribiéramos de cultura y temas afines. Yo empecé con toda mi buena intención, hace ya unos tres

La frontera

6 Abril, 2015

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Parece ser que nuestra miserable y cateta sociedad -chiquinina, decía mi padre-, no acepta de buen grado meadas fuera del tiesto. No basta que seas un profesional reputado o que tu trabajo y trayectoria vital de años aportando valor te avale, no; tienes que

Río revuelto

24 Febrero, 2015

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Tenía pensado escribir y conectar opiniones propias y ajenas a propósito del trabajo, insectos, producción, arte y aficiones -gazpacho- pero ciertos acontecimientos vitales que me han sobrevenido me tienen revuelto como un río de montaña tras el deshielo y

Ponte peluca

9 Febrero, 2015

Historia de Plutón / JOSÉ A. SECAS Siendo, como soy, una persona impulsiva y, por momentos, vehemente, se pueden suponer que mis meteduras de pata después de que me diera “un pronto” han sido ciertamente relevantes. Algunas de ellas han tenido consecuencias trascendentales en mi vida y,

Confesionario abierto

19 Enero, 2015

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Siempre me ha llamado la atención la cíclica repetición de tópicos que se acumulan alrededor de las fechas del calendario. Año tras año oímos, leemos, vemos y repetimos las mismas tonterías (o no) que el año pasado y el anterior, con el agravante de

En Navidad, todo felicidad

29 Diciembre, 2014

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Había nacido en un país negro del hemisferio sur, entre el trópico y el ecuador, y sus miserables navidades no se ajustaban al estereotipo de la cultura imperante. Sus conexiones neuronales eran novatas y sus procesos mentales no alcanzaban un mínimo de

Y una de arena

15 Diciembre, 2014

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Prometí en la pasada entrega (edulcorada y blandengue, como pocas) de esta colaboración quincenal, que esta vez repartiría estopa para que no me tilden de moñigón y babosón que solo transpira buenrollismo a costa de perder la perspectiva de la cruda

Espíritu supranavideño

1 Diciembre, 2014

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS A medida que se acerca la Navidad y las campañas publicitarias nos empiezan a concienciar de que ha llegado el tiempo del consumismo vinculado a otras connotaciones de las fechas como la ilusión, la familia, la fraternidad y el calor de la mesa compartida

Declive cultural

10 Noviembre, 2014

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Ahí va una pregunta para que espabiles: ¿qué aportas tú a la vida cultural de la ciudad? Por lo que veo, más bien poco. Es sabido  que existen dos tipos de agentes culturales que, como en toda comunicación, se reducen al emisor y al receptor. Creadores y

Tres cosas hay en la vida

6 Octubre, 2014

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS No tengo tiempo de ponerme malo. Me resfrío, me duele la cabeza, me cruje el lomo o el pescuezo y a veces me entran perentorias ganas de mear pero nada ha podido, en estos últimos años, postrarme en el lecho. El ejercicio físico excesivo y excepcional me

Relato

22 Septiembre, 2014

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS No me gusta hablar mal de la gente. La verdad es que hay cada cosa que piensan algunas personas con mala sangre y mala leche que andan diciendo que si tal y que si cual de uno, o metiendo las narices donde no les llaman o, directamente, dando …

Otro ranking más

21 Julio, 2014

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS “Las 10 cosas que deberíamos hacer en estas vacaciones”. Ese iba a ser el título original de esta colaboración. Ya ves, está de moda eso de hacer clasificaciones, tablas, rankings y listados y yo no podía ser menos… Últimamente vemos como se

La farándula

7 Julio, 2014

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS En el mundo de las artes —escénicas, en este caso y por ejemplo— siempre se nos cuela (o lo intenta) algún fantoche caracterizado por uno —quizás  todos— de los siguientes atributos: Se oculta tras una pose actualisisima delolast o fashion deltó.

Levantando perdices

23 Junio, 2014

Historias de Plutón  / JOSE A. SECAS Sigo utilizando esta columna como terapia. Reflexiono en voz alta y, aparte de que entretenga o sirva para quien la lee, trato de aplicarme el cuento, a propósito de lo que escribo, aun a sabiendas de que me es muy difícil predicar con el ejemplo. Somos

A %d blogueros les gusta esto: