MENU

Comercio exterior

comercio-exterior

Historias de Plutón /
José A. Secas

Con eso de que últimamente estoy muy internacional, me voy a tirar el rollo en plan “hombre de mundo” por aquello de la sabiduría y la amplitud de miras del viajero. Lo primero, puntualizar que estoy de viaje de negocios porque es obligado exportar ya que en mi querida España (esa España tuya, esa España nuestra) no hay mercado, pelas ni chicha ni limoná y además nos quejamos mucho por ello, oye. Así que, con un par, nos hemos venido a los mismísimos Estates United a exportar.

Cuando me preparaba para tan importante acontecimiento, en uno de los cursos de internacionalización -el saber no ocupa lugar-, entre otras cosas, recalcaban la importancia de adaptarse a los usos y costumbres locales y de entender y sintonizar con las normas de cortesía, educación y ritos sociales y culturales (no digamos en países de marcado carácter religioso). Resumiendo: si quieres vender algo, tienes que hacerlo agradando y empatizando. Llámalo hacerte el guay o hacer la pelota; el caso es que para que te compren tus productos o servicios has de, por este orden: entender al comprador (por muy extranjero que sea), respetarle y adaptarte (no solo a sus necesidades). Comentaban al respecto, desde el grado de inclinación de cerviz ante los asiáticos, hasta los colores del embalaje o del logotipo de la empresa.

Buscando paralelismos entre la vida profesional y comercial y la existencia simple del ser humano de andar por casa, cacereño para más gloria; como tú, como él (o ella) y como yo; puedo prometer y prometo que si no observas y entiendes al prójimo, le respetas y te adaptas a su forma de vida y su carácter y, por supuesto, tratas de agradarle y seducirle; en definitiva: de amarle, no vas a “venderle” nada de nada o, lo que es o mismo, no vas a ver compensado tus (supuestos) esfuerzos. Al final todo se resumen en que para recibir tienes que dar y que la forma y el modo de dar es tan importante como lo que entregas.

Y estirando más el discurrir y sacándole más punta a lo dicho, me atrevería a aseverar que en el amor (como en el comercio) es tan importante el continente como el contenido y que se puede amar con verdadero fervor pero que si no se “demuestra” con los detalles, los gestos y las palabras, todo puede quedar en el mundo abstracto de las “buenas intenciones”. Lo mismo pasa cuando vas a vender algo muy bueno: como no tenga un buen “packaging” y un buen comercial detrás cantando sus virtudes, ni se van a molestar en probarlo. Qué simple y a la vez que complicado es todo, ¿no es cierto?

Leer más

Hora de comer

19 Octubre, 2015

Historias de Plutón / José A. Secas Empiezo hablando de la buena educación. Me refiero a esa que adquieres en casa y en el entorno familiar cercano: en la tribu de abuelos, padres, hermanos e hijos -también políticos- que a menudo se extiende y contagia a los amigos más íntimos entre los

Originalidad musical

5 Octubre, 2015

Historias de Plutón / José A. Secas “Cualquier tiempo pasado fue anterior (no mejor)”. Siempre he defendido este punto de vista para nada nostálgico ni egoísta. Entiendo la evolución de los tiempos y me gusta sintonizar con los más jóvenes y contagiarme de sus gustos artísticos…

Procrastinación: Siete casos de éxito

21 Septiembre, 2015

Historias de Plutón / José A. Secas Aviso previo: si falta algún espécimen en la lista que me ha salido, añádanlo ustedes mismos que yo he hecho como los españoles y he dejado este artículo para el último momento. Seguramente se me pasará alguien. Qué le vamos a hacer. El Atacado: Vive

Despedida

9 Septiembre, 2015

Historias de Plutón / José A. Secas Entró en la habitación sin avisar y, al instante, los presentes percibimos que algo grave agitaba nuestras entrañas. Se paró en medio de la estancia y, alzando la voz, anunció: “Queridos: he decidido dejaros y continuar mi viaje”. La consternación

Pedradas, pedanterías y alucinaciones estivales

13 Julio, 2015

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Ingerman Worstlost, apuntaba con acierto en su famoso ensayo “Veleidades de un aprendiz de proboscidio” que la resultante lógica de una ecuación mal planteada superaba con creces el resultado posible a un problema veraz. Esta aparente contradicción,

What you need

29 Junio, 2015

Historias de Plutón / José A. Secas Había dormido muy bien. No de ese modo plácido y tranquilo como lo hace un bebé saciado, como cuando has trabajado duramente y te sientes con la satisfacción del deber cumplido, como cuando has hecho deporte y tu cuerpo se repone con el sueño reparador o

Cien años

15 Junio, 2015

Historias de Plutón / José A. Secas Había dormido mal. No de ese modo revuelto o intermitente, angustioso o de mala digestión, desasosegado o en vilo, de pesadilla o de dolor de algo, acalorado o con un run-run recurrente y circular; no. Simplemente se despertó un poco más violenta y

Nunca digas nunca jamás

2 Junio, 2015

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Hace ya un tiempo, mi hermana María me invitó a reflexionar sobre el peligro que entrañaba el uso de las palabras “absolutas”, dándome a entender que estas palabras estaban cargadas de injusticia. Generalizar es peligroso y, al incluir estos vocablos en

La vida te da sorpresas 

11 Mayo, 2015

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Cuando de una idea para escribir una colaboración literaria como esta, solo te ha dado tiempo a registrar el título y todo el discurso que fraguaste lo tienes que recuperar de lo más profundo de tu disco duro mental y, de remate, la intención nueva que

Ansiada ubicuidad

20 Abril, 2015

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Esta vez la chispa saltó por culpa del columnista alterno en estas lides: mi admirado Alonso Torres. Tanto él como yo, en principio, habríamos de ser los que escribiéramos de cultura y temas afines. Yo empecé con toda mi buena intención, hace ya unos tres

La frontera

6 Abril, 2015

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Parece ser que nuestra miserable y cateta sociedad -chiquinina, decía mi padre-, no acepta de buen grado meadas fuera del tiesto. No basta que seas un profesional reputado o que tu trabajo y trayectoria vital de años aportando valor te avale, no; tienes que

Río revuelto

24 Febrero, 2015

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Tenía pensado escribir y conectar opiniones propias y ajenas a propósito del trabajo, insectos, producción, arte y aficiones -gazpacho- pero ciertos acontecimientos vitales que me han sobrevenido me tienen revuelto como un río de montaña tras el deshielo y

Ponte peluca

9 Febrero, 2015

Historia de Plutón / JOSÉ A. SECAS Siendo, como soy, una persona impulsiva y, por momentos, vehemente, se pueden suponer que mis meteduras de pata después de que me diera “un pronto” han sido ciertamente relevantes. Algunas de ellas han tenido consecuencias trascendentales en mi vida y,

Confesionario abierto

19 Enero, 2015

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Siempre me ha llamado la atención la cíclica repetición de tópicos que se acumulan alrededor de las fechas del calendario. Año tras año oímos, leemos, vemos y repetimos las mismas tonterías (o no) que el año pasado y el anterior, con el agravante de

En Navidad, todo felicidad

29 Diciembre, 2014

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Había nacido en un país negro del hemisferio sur, entre el trópico y el ecuador, y sus miserables navidades no se ajustaban al estereotipo de la cultura imperante. Sus conexiones neuronales eran novatas y sus procesos mentales no alcanzaban un mínimo de

Y una de arena

15 Diciembre, 2014

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Prometí en la pasada entrega (edulcorada y blandengue, como pocas) de esta colaboración quincenal, que esta vez repartiría estopa para que no me tilden de moñigón y babosón que solo transpira buenrollismo a costa de perder la perspectiva de la cruda

Espíritu supranavideño

1 Diciembre, 2014

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS A medida que se acerca la Navidad y las campañas publicitarias nos empiezan a concienciar de que ha llegado el tiempo del consumismo vinculado a otras connotaciones de las fechas como la ilusión, la familia, la fraternidad y el calor de la mesa compartida

A %d blogueros les gusta esto: