MENU

El presente y tú

Historias de Plutón /
José A. Secas

Todos tenemos una vocecita dentro que nos habla: nuestro Pepito Grillo, la voz interior, la voz de la conciencia, The Angel-Devil Brothers o el simple pensamiento y discurrir mental que tiene uno mismo cuando le da a la devanadera de los sesos o, lo que otros llamarían, tu propio mecanismo. Aunque no queramos, vamos a pensar. Aunque no queramos pensar, estamos pensando en que no queremos pensar y, por lo tanto, estamos pensando. Suena a trabalenguas perogrúllico de tres al cuarto pero es una gran verdad. Cuando piensas mucho en algo, obsesivamente, recurrentemente, comecocosamente y te lías, vuelves al principio (y al final) una y otra vez, te obsesionas, no duermes, no se te va (lo que sea) de la cabeza, te sueñas y te sorprendes a ti mismo pensando en “eso” cuando deberías estar pensando, por ejemplo, en lo que te traes entre manos; cuando sufres este mal, ya te digo yo que te lo mires; bien sea tú solito o con ayudas y terapias varias porque así no vas a ninguna parte, compañero. Que tienes un problema: busca solución. Eso sí, cambia la palabra “problema” por “reto” y lo verás de un modo más constructivo. Ándele.

Cuando te habla la vocecita del cochino (o dulce) pensamiento, lo hace en tres términos. Normalmente hacemos caso repetidamente a dos de ellos, los más fáciles y más incrustados en nuestro modo de ser: el “tengo” y el “quiero”. Cuando piensas en “tengo que”, el que te habla es tu padre, la autoridad, lo conveniente, lo correcto, el temeroso y conservador sentido del deber. El “tengo” está anclado en el pasado y allí debería de haberse quedado porque esa fórmula pudo funcionar para otro y en otro tiempo (hablando de afrontar retos, digo) pero ha cambiado la persona, el tiempo y el espacio; vamos que no vale para nada.

Cuando tus pensamientos te dicen “quiero”, te estás proyectando hacia el futuro (que no ha llegado y no existe) y está saliendo a relucir ese niño que todos llevamos dentro. Ilusionado (o iluso), caprichoso o antojadizo; quizás con un matiz interesante y ciertamente estimulante y vivificador de ambición, de deseo y de proyección; pero esa realidad tampoco está aquí. Los pensamientos que discurren permanentemente por el “quiero” tampoco están viviendo la vida. No digo que no sea bueno hacer planes o ponerse objetivos, no; lo que quiero decir es que esa actitud hacia el futuro ha de ser consciente y anclada en el presente. Si o si.

Y ahí vamos con la tercera vocecita: la que te habla a ti (como las otras), para ti, en ti y desde ti mismo -topati-, la que sale del alma y le habla a tu persona con absoluta consciencia y claridad: el verdadero yo que conecta con el momento presente; por otro lado, lo único que existe, la verdadera vida, lo que está pasando ahora. Tú mismo y ahora mismo. Eso es lo único que tienes y que es verdad y realidad. En ese momento, coges a la vocecita y te la traes a este plano y te dices a ti mismo eso: soy consciente, soy real, soy yo, estoy aquí, huelo, toco, saboreo, respiro, veo, oigo, siento, vivo y pienso; vamos que si pienso, un montón, todo el rato. Pero, mira, como que me siento mejor sabiendo lo que hago y poniendo los pies en la tierra, saliendo del buche y parándome para disfrutar de la vida que no es otra cosa que lo que te está pasando a ti ahorita mismo. Añado: a ese presente consciente solo le cabe barnizarlo de amor para que sea el perfecto caldo de cultivo de la felicidad que es lo que todos estamos buscando y a lo que hemos venido a este mundo, ¿que no?

Leer más

Muchacho

6 Febrero, 2017

Historias de Plutón / José A. Secas No veas el mal rato que he pasado. Va el profe y empieza a pasar lista. Aparentemente se fija bastante. Llega mi turno y contesto un “si” sin problemas. El profesor parece que va pasando cada vez más de controlar los caretos de la gente. Iba por la

Superhéroe

1 Febrero, 2017

Historias de Plutón / José A. Secas Recuerdo, cuando era pequeño y absorbía las enseñanzas de los mayores con una avidez de la cual no era consciente, cómo mi padre, paseando por la Plaza de Santa María y ante la estatua (o si prefieren, autorretrato) de Pérez Comendador me contaba la

Pero, ¿qué está pasando?

27 Diciembre, 2016

Cada vez que se acercan las navidades y el final del año, su (o tu) condición de “parte de la masa” se le (o te) acentúa sobremanera y se le nota en la cara. Su condición y perfil gregario y adocenado se sublima para convertirse en ese ser manipulado que responde a estereotipos de manual

Por los pelos

12 Diciembre, 2016

Historias de Plutón / José A. Secas Mi primo Ricardo, peluquero nambarguan de Cáceres, defiende la teoría de que el estilo y el buen (o mal) aspecto de las personas se condensa y se refleja en los dos puntos más distantes del cuerpo humano: la cabeza y los pies. Calzar unos zapatos de calidad,

Una cura de humildad

28 Noviembre, 2016

Historias de Plutón / José A. Secas No encuentro la inspiración definitiva y clara que me haga tirar de un hilo que me lleve a hablar de algo medianamente coherente o sustancioso. Solo apoyan mi empuje como narrador u observador, retazos de noticias, vivencias imprecisas, reflexiones inmaduras o

Un poquito de por favor

7 Noviembre, 2016

Historias de Plutón / José A. Secas Reflexionando con mi amigüita María José hace unos días durante su amable visita al convaleciente, conseguí verbalizar de nuevo ante ella una teoría que ya he cacareado más de una vez y que no me cansaré de hacerlo: no estamos maduros; no hemos

Deudas

24 Octubre, 2016

Historias de Plutón / José A. Secas Me pongo a investigar sobre el tema. Leo frases y citas de famosos y eruditos con el fin de elegir una que sirva de entradilla, abrir boca y hacer un comienzo digerible del espinoso tema que he elegido para la columna del día previo a mi operación de …

Los que no sueñan

10 Octubre, 2016

Historias de Plutón / José A. Secas Cada día se levantaba con un propósito que había gestado entre sueños. Parecía que improvisaba pero no; era el subconsciente más onírico el que le imponía el objetivo de cada día. Él lo aceptaba como fruto de su naturaleza. No era una costumbre o un

La distancia

26 Septiembre, 2016

Historias de Plutón / José A. Secas De todos es sabido que el concepto de distancia es, como el del tiempo, relativo y que la presencia física cercana no implica necesariamente que esa proximidad afecte de un modo u otro a las personas, del mismo modo que la lejanía o cercanía en el tiempo o

La operación

12 Septiembre, 2016

Historias de Plutón / JOSÉ A. SECAS Volvemos, tras el parón del verano, a leer las pedradas del que suscribe que, en esta ocasión, nos viene con un asunto particular. Imagino que el susodicho está seguro de que la denuncia por escrito en los papeles puede dar resultado y que el hecho de

Hortera y feliz

25 Julio, 2016

Historias de Plutón / José A. Secas Hay que reconocerlo: todos llevamos un hortera dentro. Lo tenemos reprimido, como al niño inocente que creció y creció y se hizo ese adulto políticamente correcto, vergonzoso, un poco bobo y nada divertido. Nos gusta ponernos (vestirnos) cómodos sin mirar

Asociados

4 Julio, 2016

Historias de Plutón / José A. Secas Constituyen un grupo tan heterogéneo como complementario, tan variado y heterodoxo como completo, rico y talentoso. En este colectivo se aprecia la inteligencia, la cultura, el sentido común y la bondad. Estos individuos; seres singulares y valiosos

Vacaciones soñadas

20 Junio, 2016

Historias de Plutón/ José A. Secas   De las pocas cosas repetidas hasta la suciedad en los debates y en los mítines que se me están quedando archivadas en el disco duro de mis cortas entendederas, la que más me duele es la de que casi la mitad de los españoles (45% dicen), no podremos

Talento

6 Junio, 2016

Historias de Plutón / José A. Secas El atosigante e hiper-presente mundo del fútbol (o “fumbo”, como diría Forges) tiene cosas buenas. El hecho de que sea totalmente global y de que se practique en el mundo mundial es un verdadero valor. Los dineros, las faltas tácticas, las fifas, las

Reflexiones culturales

23 Mayo, 2016

Historias de Plutón / José A. Secas A menudo se me olvida que mi llegada aquí (Semanario Avuelapluma) implicaba, a priori, hablar sobre cuestiones culturales y he terminado convirtiendo a esta colaboración quincenal en un confesionario, estrado, vertedero, espejo, pañuelo, altavoz y no sé

Sueños

9 Mayo, 2016

Historias de Plutón / José A. Secas Embebidos en un carácter optimista y positivo, algunos iluminados han llegado a creerse eso de que basta con desear algo con fe y perseguirlo con tesón para ver cómo se hace realidad, cuando, mirando hacia atrás (con algo más que nostalgia), cualquiera se

Justificacionex, pretextos y excusas

25 Abril, 2016

Historias de Plutón / José A. Secas Si, efectivamente: el mínimo común múltiplo de las tres palabras es X; incluso en la incorrecta manera de escribir la que encabeza el título. Esto tiene una explicación (que no una justificación): lo he puesto porque me es muy conocida la terminación

A %d blogueros les gusta esto: