MENU

Soria, provincia de Panamá

02

Mi ojito derecho /
Clorinda Power

Cómo serán de idílicas las condiciones de vida de nuestros políticos, que algunos están dispuestos a hacer el ridículo con tal de mantener la cartera. En el momento en el que escribo esta columna, el ministro Soria debiera ser ese niño colorado y cabizbajo que no se atreve a mirar a su madre a los ojos, porque de hacerlo, se echaría a llorar con el dolor de haberse pillado las manos, los brazos y hasta los tobillos.

Al ministro Soria le han pillado con el carrito de los helados, con el camión, el tráiler y el airbús paseándolo por las calles de Panamá. Que para no haber estado nunca, tiene más firmas en ese país que un grafitero en los muros de Carabanchel. Curiosamente los dos comparten algo: ambos se ocultan porque saben que lo que hacen está mal. Con la salvedad de que uno de los dos está cometiendo una ilegalidad.

Y de eso trata el enésimo circo preelectoral. El ministro está en apuros no por una cuestión de ilegalidad, si no por una cuestión de moral. Evadir impuestos, quién pudiera. Pues ellos, señores, ellos pueden porque tienen el dinero, los recursos y lo que es más triste, la ley de su parte. Y por eso el ministro Soria ni dimite ni es destituido, porque mentirle a la opinión pública todavía no está penado por la ley. Y tener sociedades en un paraíso fiscal, tampoco.

¿No se cansan ustedes de que les desprecien continuamente? ¿No están exhaustos? Yo sí. Siento que empiezo a tocar techo, que la garganta y el estómago se me ensanchan y que sus mentiras me rebosan. El caso es que no termino de explotar. Sé que es por una cuestión biológica: mi organismo, ante situaciones de estrés, refuerza sus defensas para hacer frente al ataque. Lo que temo es que, cuando todo pase y la calma llegue, mis defensas se retraigan y mi cuerpo sufra las consecuencias, tardías, pero virulentas.

Pero no debo tener miedo. Hoy estoy más segura que ayer de que la calma no llegará nunca, y mi cuerpo podrá seguir ensanchándose, hacerle sitio a este ejército de sinvergüenzas. Mis armas son las que son, mi voz y mi voto. Pero si una se cansa de gritar, corre el peligro de jugársela todo a una carta: las elecciones. Y mientras la izquierda siga descomponiéndose como metralla, los sinvergüenzas, los ladrones y los mentirosos se harán tan fuertes como un obús. Pero no se asusten ustedes tampoco. Los obuses no duelen, simplemente nos harán desaparecer.

Leer más

Hay que ceder

4 Abril, 2016

Mi ojito derecho / Clorinda Power Dice Pablo Iglesias que no van a ceder más, que sus principios son inquebrantables, que sus pretensiones son sensatas, que sus objetivos son loables. Dicen que ceder sería claudicar con los males de siempre, perpetuar una fórmula que seguirá vapuleando a los de

Qué envidia

7 Marzo, 2016

Mi ojito derecho / Clorinda Power Montilla es un pueblecito que se dedica a producir vino en la provincia de Córdoba. Tiene veinte mil habitantes y un montón de zapaterías que se reparten a lo largo de una calle larguísima con dos carriles, uno para ir y otro para volver. Montilla no es ni muy

Hoy no hay columna

15 Febrero, 2016

Mi ojito derecho / Clorinda Power Son las tres de la tarde y Avuelapluma está esperando mi columna. Avuelapluma siempre me espera. Pero esta vez no he tenido tiempo. He empezado a trabajar una media de 14 horas al día. He llegado a hacer 18 seguidas metida en una oficina. Ese día paré para

Por encima de nuestros cadáveres

1 Febrero, 2016

Mi ojito derecho / Clorinda Power Fui al cine y vi ‘La gran apuesta’. Una mirada testimonial, otra más, sobre el origen de la crisis. Me gustó porque es una película necesaria, como todas las que ya se han hecho, y porque a veces uno tiene que sentarse a escuchar y levantarse dos horas

Cayetana, que te quemas

11 Enero, 2016

Mi ojito derecho / Clorinda Power Durante la cabalgata de Reyes de Madrid sucedió que una señora, exdiputada del PP y miembro destacado de FAES, prendió una mecha publicando el siguiente tuit: Mi hija de 6 años: “Mamá, el traje de Gaspar no es de verdad.” No te lo perdonaré

¿Qué cenamos hoy?

21 Diciembre, 2015

Mi ojito derecho / Clorinda Power Me escribe mi madre para decirme que el marisco está por las nubes y que a ver qué ponemos en la cena de Nochebuena para disimular. Yo le digo que si el PP no ha podido disimular su poca vergüenza, ni Ciudadanos su ramalazo facha, ni PSOE su falta …

Una renta pequeña

9 Diciembre, 2015

Mi ojito derecho / Clorinda Power Dice Iñaki Uriarte en sus Diarios (1999-2003) que no ha conocido a nadie que viva como ha vivido él: “sin trabajar y con una renta pequeña”. Ni él ni nadie, claro. Porque cuando uno se imagina una vida sin trabajar, automáticamente piensa también en el

Sorpresa

23 Noviembre, 2015

Mi ojito derecho / Clorinda Power Hay dos policías nacionales armados con metralleta en la puerta del edificio donde trabajo. La metralleta la empuñan como si estuvieran posando para un retrato militar: lista para disparar. Al principio da mucho cosita verles allí, con cara de guerra, pero luego

Seguimos grabando

3 Noviembre, 2015

Mi ojito derecho / Clorinda Power “Graben todo. En algún momento algún bastardo se levantará y dirá que esto nunca sucedió”. La cita la leo en la primera página de un libro sobre gallegos narcotraficantes. O narcotraficantes gallegos, aún no lo tengo claro. La cita la pronuncia

No tropieces

19 Octubre, 2015

Mi ojito derecho / Clorinda Power Dicen las tazas del café que para ser feliz hay que tomar decisiones, que es como decir que para entrar en calor hay que desnudarse. Pero eso de lo único que depende es de las decisiones que haya que tomar y, sobre todo, de la persona que te vaya …

De esa generación que, por no tener, no tiene ni nombre

5 Octubre, 2015

Mi ojito derecho / Clorinda Power Ayer, leyendo un artículo que hablaba sobre la nada, se me metió en el ojo esta bala: “(…) el hecho inconstatable de que no hay futuro”. El autor colocó esta afirmación al fondo de un párrafo y al comienzo del siguiente, sabiendo que su reiteración

Hola, septiembre

21 Septiembre, 2015

Mi ojito derecho / Clorinda Power Hola, septiembre de mierda otra vez, quería decir. Todos los septiembres lo mismo: yo apuntándome al gimnasio, yo buscando trabajo, yo cambiando mi vida. Y así desde 2012, más o menos. En 2012 tenía 29 años. Aquello, si me lo permitís, me daba cierta ventaja

Maldito niño sirio hijo de puta

9 Septiembre, 2015

Mi ojito derecho / Clorinda Power El niño sirio de la playa turca se muere con la misma postura que utilizo yo para dormir (pero qué hijo de puta). Yo duermo normal tirando a bien. Salvo las noches que ceno mucho y las que no he ido al gimnasio. Tampoco duermo bien las noches en …

Manuel Jabois

13 Julio, 2015

Mi ojito derecho / CLORINDA POWER Manuel Jabois tiene solo 37 años. Muchos para andarse con tonterías, poquísimos para escribir como escribe. Poquísimos para ponerte los pelos de punta y dejarte seco. Aunque si Jabois tuviera doscientos años más, seguiría pensando que son poquísimos para

Venga esas cervezas

29 Junio, 2015

Mi ojito derecho / Clorinda Power Hola, amigos. Y hola, amigos del PP. Últimamente me da mucho la risa y eso, por un lado está bien porque me salen unos hoyuelos cukísimos, pero por otro está mal porque lo hago para disimular que, por dentro, me estoy mordiendo muy fuerte la lengua.

El dinero no da la felicidad y bla, bla, bla

15 Junio, 2015

Mi ojito derecho / Clorinda Power A los españoles no nos gusta perder. Está en nuestros genes y Ahora Madrid ha servido para azotar nuestro ADN. Sobre todo el ADN del PP, que parece que ha mutado con esa demostración de que, además de no gustarles perder, lo que no les gusta es que otros

Hola, Manuela

25 Mayo, 2015

Mi ojito derecho / CLORINDA POWER Hola, Manuela Escribo esto antes de votar a sabiendas de que vosotros lo leeréis después de hacerlo. Y eso me genera mucho estrés: escribir algo con toda la ilusión sabiendo que puede que el lunes tenga que releerlo con toda la rabia. Y aun así, he decidido

A %d blogueros les gusta esto: