MENU

El tiempo de las malas escrituras

optimismo_y_escritura

Desde mi ventana /
CARMEN HERAS

Tropiezo con una cita de Baudelaire en esta tarde de julio, llena de calor, acabando el curso académico, según Bolonia. La cita a la que me refiero habla del tiempo y de las malas escrituras, porque según su autor estas últimas han pasado. El poeta, excelso a juicio de los entendidos, debió de referirse sin duda al producto propio del oficio de los llamados escritores, pero a mi me ha venido a la memoria la conversación mantenida con un colega, hoy mismo, en el fragor del trabajo diario y con el pretexto de los distintos métodos de estudio que el saber tiene. ¿Porque puede alguien ajeno enjuiciar el trabajo de otro, teniendo en cuenta que las ciencias son distintas y su formas de análisis y estudio, también? No es baladí el asunto, como no lo son otras muchas conductas y estereotipos que rigen nuestras vidas. El mundo es de los pragmáticos que cortan por el medio la discusión en cualquier tema buscando defender su espalda de las inclemencias del tiempo y los odios africanos.

Pero si Baudelaire viviera se asombraría de la calidad de las diferentes escrituras existentes y no me refiero a textos fijos y elaborados, óptimos para la Real Academia de la Lengua. Hablo en general. Escrituras hay muchas, sorprendentes por clasificadoras. Porque con esto de las redes tienen los textos periodísticos, rivales por todas partes, unos más elaborados que otros, llenos de datos o cualitativos, sinceros o falsos…al por mayor.

Hay escrituras hechas sobre el rito o la trayectoria, individuales o colectivas, frescas o auténticas, decisorias, que envuelven las intenciones o las muestran. Estandartes del subconsciente. Y aunque cada uno de nosotros pretendemos enseñar sólo lo mejor de nosotros mismos, lo cierto es que la verdad se cuela entre las costuras del ropaje y acabamos mostrando lo que somos en esencia. Recalcando lo que nos falta a fuer de proclamar lo contrario.

No le auguro futuro a las escrituras falsas que marcan un quehacer determinado endulzado con frases grandilocuentes

La Iglesia, que lleva muchos, muchos años en pie, sabe de la importancia de los símbolos, de la debida magnificencia de los actos. Es grande lo que se antoja grande, porque el ser humano necesita creer, necesita historias para comprender, alejadas de su propia existencia, normal y aburrida la mayoría de las veces, y las necesita bien contadas para reverenciarlas. Nada más hay que ver la organización de una boda en familias humildes, en el lugar más recóndito de nuestra geografía, con chaqué y trajes de princesa para todos, para darse cuenta de lo qué digo.

No le auguro futuro a las escrituras planas que no hacen soñar. Mi pequeña o gran experiencia me mostró hace tiempo que la gente respeta al poderoso, aunque sea un c… más que a la buena persona, tan parecido al común de los mortales. No le auguro futuro a las escrituras falsas que marcan un quehacer determinado endulzado con frases grandilocuentes, ajenas a la verdad. A fin de cuentas, los hechos, las realizaciones, son mucho más contundentes que los escritos, así que aquellos se encargan de desenmascarar, salvo para los crédulos próximos, la verdad de las afirmaciones.

“Yo les sigo el juego y ni los contradigo…” -me dijo una maestra- (mientras nos lavaban la cabeza en dos lavabos contiguos, en la peluquería). “…que dicen que los docentes no trabajamos, pues vale, no trabajamos, suerte que tenemos…” -remató riéndose por lo bajini- Pues eso. Dejemos que se crean eso de que escriben bien.

Leer más

En el fondo, la vida misma

6 Julio, 2015

Desde mi ventana / Carmen Heras Me encanta madrugar, sobre todo en esta época. Oír cómo el corazón de la ciudad se pone en marcha. Es algo parecido a creer que formas parte del comienzo del día. El hombre (o la mujer) madura a ritmo de cumpleaños. No siempre, claro. Hay personas que tienen

Yo te conocí, ciruelo

22 Junio, 2015

Desde mi ventana / CARMEN HERAS Cuenta la fábula que los lugareños querían tener un santo en uno de los altares de la iglesia y para eso cortaron un ciruelo, propiedad de uno de ellos, y con su madera tallaron la imagen de San Pedro. Cuando el dueño del árbol lo vio, ya terminado, se …

Un abanico de pactos

8 Junio, 2015

Desde mi ventana / CARMEN HERAS De la importancia de lo qué ocurre, son un vivo ejemplo las noticias en los periódicos. Todo lo que no sean los efectos colaterales de las elecciones del día 24 de mayo han dejado de ocupar las primeras planas. Los profesionales están de enhorabuena, tienen texto

Acerca de las injusticias

28 Abril, 2015

Acerca de las injusticias / Carmen Heras Si el documento aparecido últimamente sobre la desaparición de Garcia Lorca es verídico, cambiarían algunos de los detalles que hasta la fecha han sido relatados por los historiadores, pero no afectaría a lo fundamental: que al poeta se le quitó la

Los benefactores de la causa

13 Abril, 2015

Desde mi ventana / CARMEN HERAS Alguien muy cualificado me relató una vez, la habilidad de un venerado político para disertar sobre un tema cualquiera, considerando sus aspectos positivos, y al término darle la vuelta citando sólo sus características negativas, con lo que la opinión podía

Si no quieres caldo, dos tazas

9 Marzo, 2015

Desde mi ventana / CARMEN HERAS Claudi Alsina cuenta en uno de sus encomiables artículos sobre matemáticas, que un amigo suyo dice con acierto “que la unidad de volumen que hoy tiene la juventud como referente, es la lata de Coca-Cola”. Dado que lo publicó en el año 2010 y estamos

Los hermanos mayores

16 Febrero, 2015

Desde mi ventana / CARMEN HERAS Amigos, todos cuántos me hacen el honor de seguir mis pequeñas reflexiones, me permitirán hoy un desahogo verbal comunitario: “¡Caray, cómo está el mundo! (no la calle o el pueblo, el mundoooo). ¡Qué nervios, qué rabias, qué lástimas, qué

El vaivén con el vaivén

26 Enero, 2015

Desde mi ventana / CARMEN HERAS Pues resulta que hace unos días, los hinchas de un equipo deportivo fueron entrevistados por la radio. Al parecer iban a tener que tomar una gran y dramática decisión. Comandados como están por un grupo extranjero, al que deben de apoyar siguiendo las reglas al

La pequeña Juno. Tan niña y tan mayor…

12 Enero, 2015

Desde mi ventana / CARMEN HERAS Acabo de ver la película “Juno”, ese film en el que se resuelve, de una manera determinada, la situación de embarazo de una menor de 16 años. La niña da a luz y entrega, de forma legal, su hijo a una familia (bueno, a la mujer, pues el marido …

Tiempos confusos

22 Diciembre, 2014

Desde mi ventana / CARMEN HERAS Me piden los amigos el pequeño artículo semanal y estoy hecha un lío. ¿De qué hablar? ¿De las viejas y nuevas peleas políticas dentro y fuera de los partidos?, ¿de las cenas y competiciones solidarias tan de moda hoy en día?, ¿de las luces navideñas?,

La falta de niños es un problema

9 Diciembre, 2014

Desde mi ventana / CARMEN HERAS Posiblemente a muchos les sorprenda lo que voy a decir. Sobretodo si lo interpretan bajo el credo religioso o ideológico. Nada más lejos de mi voluntad. Lo hago impulsada por el sentido común. Puesto que hasta la fecha los hombres no pueden parir hijos, no queda

La violencia

24 Noviembre, 2014

Desde mi ventana / CARMEN HERAS Tengo que agradecer a las compañeras del Lobby Violeta la información estadística facilitada sobre víctimas de violencia de género. Son datos provisionales de noviembre del 2014, pero tan duros de aceptar que no me resisto a transcribirlos. Me produce congoja

Hacer caso, o no, a los pronósticos

27 Octubre, 2014

Desde mi ventana / CARMEN HERAS Para cuando los míos cayeron en la cuenta del disgusto que yo tenía, ya habían pasado un par de meses. La abuela había sufrido un derrame cerebral que la había dejado paralizada de un lado, además de hacerla olvidar quien era; por tanto no fue extraño que el

Las vueltas de la vida

14 Octubre, 2014

Desde mi ventana / CARMEN HERAS Hemos educado a nuestros hijos conforme hemos podido. Creído y podido. Pero resultó que para cuándo estábamos dándoles pautas, acordes con nuestro modo de ver el mundo, este ya había cambiado en bastantes cosas. Y muchos de sus usos y costumbres, también. Para

Ahora que hablamos de primarias

29 Septiembre, 2014

Desde mi ventana / CARMEN HERAS Ahora que hemos “inventado la pólvora” porque “hemos inventado” las primarias, conviene recordar que nunca las realidades suelen ser en blanco o negro. Con esta prisa que nos agita y esta “democratitis” que nos inunda, tendemos a

La vida nuestra

15 Septiembre, 2014

Desde mi ventana / CARMEN HERAS A los que ya no cumplimos veinte años nos asusta quemar etapas. Debe ser la experiencia. La experiencia que nos ha enseñado lo corta que es la vida siempre y que hay procesos que no admiten segundas oportunidades. Ayer entré en el supermercado, estaba lleno de

Una cadena

14 Julio, 2014

Desde mi ventana / CARMEN HERAS Mi padre usaba un ejemplo muy gráfico: “Hija -me decía- formamos una cadena y cada uno constituye un eslabón de la misma. Si éste se rompe, la cadena no cumple su objetivo, no puede ser eficaz”. Mi padre no había leído a Bauman, que en ‘La

A %d blogueros les gusta esto: