MENU

Un cucurucho de churros

Desde mi ventana
Carmen Heras

Esto de los partidos políticos tiene su intríngulis. En un tiempo no lejano en años, si en vicisitudes, una organización política tenía varios ejes fundamentales: uno, era el afán de gobierno como forma de poner en práctica su ideario puesto que se considera adecuado para el bienestar de las personas. Dos, el activismo en la calle, pues se trata de trabajar por la gente desde el punto de vista de la participación ciudadana, en aquellos lugares en los que esa gente tiene su vida, solidaria y eficazmente a favor de ella, e incluso como paso previo para que la gente conozca y luego vote. Tres, el proselitismo social que conduce a hacer nuevos adeptos, militantes o no, que pregonen las virtudes del discurso político y ayuden, como reacción en cadena, a aumentar el número de convencidos, que a su vez convencerán a otros, que convencerán a otros…contribuyendo al liderazgo social de la fuerza política implicada.

Hoy, viendo y escuchando las últimas noticias sobre primarias, posibles acuerdos, declaraciones…llega uno a la conclusión de que los tacticismos se han llevado por delante todo lo anterior. Cuando se leen las diatribas de algunos componentes de un partido determinado y las contestaciones “a cara de perro” de otros de la misma organización, uno se pregunta si las primarias van a durar mucho, porque la virulencia de los ataques es tan grande que será difícil “devolver la pasta de dientes” adentro del tubo, una vez expulsada.

Vistos los vericuetos por donde discurre la llamada política, hoy me dio por cavilar que a lo mejor de tanto pensar virtualmente hemos creído que nada tiene verdaderamente un importancia transcendental pues todo puede “arreglarse” pulsando un par de teclas que solucionen los posibles errores…

Claro que luego sucede lo que viene ocurriendo: que las “familias” se rompen, los “fuegos” no se apagan, el “pasado” se pierde y la “historia” con él… Y de repente se empieza a construir un edificio que ya está construido. Y sin criterios, al haberse derruido todas las estatuas referenciales.

La sociedad actual está plenamente sensibilizada con algunos temas y le ha puesto un nombre a cada cosa. Cree haber aprendido que el territorio cercano hay que defenderlo y no dejarse expulsar de él. El paraíso, ahora, es el entorno más directo, el más cercano, el más práctico. Fuera lo universal, los grandes ideales que sólo conducen a la desilusión más absoluta. Pongámonos metas pequeñas, seamos los más listos del barrio, o del instituto, vistamos la ropa tan tenue, pero más apetecible para las preferencias de los otros, hagámosles creer lo satisfechos que estamos y lo felices. Juguemos a la lotería por el día de la madre, vacacionemos tres tardes… O sea.

Leer más

Lecciones

12 Junio, 2017

Desde mi ventana Carmen Heras La vida te enseña siempre si quieres aprender, lo qué pasa es que no siempre queremos. Me veo a mi misma, una chica joven, llena de ilusión con las cosas, caminando por las calles de una ciudad de provincias, o yendo y viniendo de la Facultad, la cabeza llena de

A vueltas con Julio Verne

29 Mayo, 2017

Desde mi ventana Carmen Heras   Lo hemos leído y comprobado muchas veces: cuando Julio Verne escribió sus novelas resultaron estrambóticas, inimaginables, pura invención. Todo lo que narran sus páginas, en el momento en el que se escribieron, resultaba imposible de tener en el mundo

Y los sueños, sueños son

15 Mayo, 2017

Desde mi ventana Carmen Heras Tal vez lo único que nos diferencie a unos de otros sean los sueños, “en el riesgo hay esperanza” (decía Tácito). En el manual de instrucciones que propagan las redes sociales se nos avisa. ¿Cómo podríamos echar en cara a nuestros chicos y chicas que

Diagnóstico y diseño

25 Abril, 2017

Desde mi ventana / Carmen Heras Una frase típica de esas que pululan por las redes sociales afirma que es difícil un buen viento para un barco, cuando éste no sabe a dónde va. Y viene a cuento de los quehaceres políticos de los partidos. Vista la realidad actual yo no creo que un activismo

Por Miguel Hernández

3 Abril, 2017

Desde mi ventana / Carmen Heras Siempre me ha desasosegado, y mucho, la figura de Miguel Hernández. Esa imagen de muchacho ingenuo e idealista, ese trabajo de auto formación para lograr hacer unos poemas, ese acercarse tímido a los grandes de la poesía, ese creer que España podía ser de otra

Pongamos que hablo de bolitas

21 Marzo, 2017

Desde mi ventana / Carmen Heras Los que fuimos niños en la “prehistoria” recordamos los confites, aquellas bolitas rodeadas de azúcar que el padrino arrojaba obligatoriamente a todos los chiquillos acompañantes del neófito a cristianar, o dicho de otro modo, del bautizado con agua

El ansia de escapar a la montaña

6 Marzo, 2017

Desde mi ventana / Carmen Heras Escuché en la radio un hermoso cuento japonés: Érase que se era un hombre bueno de verdad que al morir, aunque le toca ir al cielo, pide pasarse antes por el infierno para conocer el por qué lo describen como un sitio tan espeluznante. Le aceptan la petición y

La gloria y el poder

20 Febrero, 2017

Desde mi ventana / Carmen Heras Todos lo llaman Florentino, de tu por tu, pero tiene mucho poderío e influencia, mucha agenda. Es el Presidente del Real Madrid y en él adquiere forma la importancia del fútbol en España y en las sociedades contemporáneas. Ahora hay gentes en Guatemala en contra

¿De qué hablamos cuando hablamos de proyectos?

6 Febrero, 2017

Desde mi ventana / Carmen Heras En Garrovillas nos reunimos, hace ya algunos años, un grupo de personas voluntariosas decididas a realizar una propuesta ciudadana para disfrute de los ciudadanos. Pasamos el día allí en el llamado parador, trabajamos bien, paramos para comer pues el cerebro se

Obras son amores…

16 Enero, 2017

Desde mi ventana / Carmen Heras Expone Ada Colau, Alcaldesa de Barcelona, lo que muchos de nosotros ya sabemos: que una cosa es “decir” y otra “hacer” en política, sobre todo si se trabaja en lo municipal, donde la fuerza diaria de los problemas obliga a ser muy efectivos

Antes y después de la tregua

27 Diciembre, 2016

La hipótesis de que durante la Navidad somos todos un poco más buenos, no deja de ser interesante aunque no sea tan cierta como dicen las campañas publicitarias. De tanto en tanto, los humanos necesitamos este tipo de terapias colectivas, similares a las que ayudan a dejar de fumar o a dormir

¿Todo el mundo entiende de Educación?

12 Diciembre, 2016

Desde mi ventana / Carmen Heras Saben amigos? De vez en cuando Pisa nos dice cómo somos y no nos gusta. Es como una pequeña patada en la espinilla. Y duele. Lo acaba de hacer y lo han contado los periódicos. La supremacía de la información es tal en nuestros días, que se enteran, por …

Buscad los estímulos y encontraréis el estereotipo

28 Noviembre, 2016

Desde mi ventana / Carmen Heras “Cherchez la femme” es una expresión francesa que significa “Busca la mujer”. Procede de una novela de Alexander Dumas: “Los mohicanos de París”. Viene a querer decir que cuando algo funciona de manera rara, hemos de buscar (y

El estado de una nación

7 Noviembre, 2016

Desde mi ventana / Carmen Heras En el pasado “puente”, como en un restaurante de carretera. Está puesta la televisión y, dado que no hay mucho público, puedo escuchar lo que dice una de las cadenas y ver las imágenes. Por la hora qué es y el día, retransmiten un informativo de

Educación sexual

24 Octubre, 2016

Desde mi ventana / Carmen Heras Existe en la televisión pública noruega (la NRK) un programa llamado Puberted que busca en ocho episodios acercar a los niños y adolescentes todo lo relacionado con la pubertad. Cuestiones como el crecimiento, el cambio de voz, el nacimiento del vello corporal, la

¿Quien puede construir?

10 Octubre, 2016

Desde mi ventana / Carmen Heras El encontrar el propio pensamiento en otras voces es un sentimiento guapo. Tropiezo con la frase de Gaudí, el genial arquitecto del Templo de la Sagrada Familia en Barcelona: “Para hacer las cosas bien hace falta, primero el amor a ellas, segundo la

¿Convencer a palos?

26 Septiembre, 2016

Desde mi ventana / Carmen Heras De pensar siempre bien de todos y de todo puede surgir una especie de idiotez, pero de pensar mal de manera sistemática viene el sectarismo o la prepotencia. Yo no creo que todos los hombres (o mujeres) sean iguales en bondad, como tampoco lo son en belleza o en

A %d blogueros les gusta esto: