MENU

Octopussy´s club

alosno

Reflexiones de un tenor /
ALONSO TORRES

Aquello de “La Partícula de Dios” del señor Higgs, y su bosón, no fue más que otro paso, y no precisamente en la línea recta, sino en otras direcciones que los más chalados de los autores de ciencia ficción (María Dedupont) y algunos poetas (“¿qué se hace de la luz cuando apagamos el interruptor?”, Leopoldo María Panero, scribit) ya habían imaginado, pero que los científicos más conspicuos no habían ni tan siquiera soñado, y nos condujo, el Acelerador de Partículas, o más exactamente, los descubrimientos anteriores a su construcción que se pudieron verificar gracias a él, a los Espacios Exteriores (si de Multiversos hablamos), o al Espacio Exterior (si preferimos quedarnos en la trasnochada creencia de las Super-Estructuras; hay gente pa tó).

Yo gobierno una goleta espacial del tipo A-s.250, conocida popularmente como Albatros por su grandísima envergadura, y el antiguo propietario de la nave mandó construir, a modo de mirador, una plataforma de cristal de sílice y offen transparente en la parte superior de la misma, y ahí nos reunimos, cuando las calmas chichas que sobrevienen al pasar de un plano espacial a otro nos lo permiten, toda la tripulación, desde los técnicos y la gente de mantenimiento a los científicos y los tripulantes, pasando, lógicamente, por los aviadores, los homo sapiens ludicus que pagando (una fortuna) se apuntan a un bombardeo, y los robots de última generación, los llamados “ante-humanos”. Nos reunimos para contemplar, entre otras cosas, las estrellas, que ahí fuera, desmintiendo a Neruda (el que compuso odas a Stalin, 20 millones de muertos), no titilan… la falta de atmósfera es lo que tiene.

La terraza, como la llamamos, está especialmente animada (sería estúpido decir “esta noche”), llevamos sin dirección fija más de veinte días y en este nuevo Espacio Exterior en el que nos encontramos después de salir del Espacio Exterior Julius Verne, las jornadas que enlazan los meses Fructidor y Vendimiario están resultando especialmente bellas, hermosas, sosegadas, espléndidas (hay dos soles que todavía no tienen nombre, ni tan siquiera número, que bailan con las seis lunas de un planeta hasta ahora desconocido, y un inmenso cinturón de meteoros de una nueva constelación se cruza, y no se choca, como por un milagro, aunque sepamos que es tan solo ciencia, con una serie de asteroides que parecen auxiliares)… además, alguien especialmente nostálgico, ha tomado las riendas del equipo de música, y por todos los rincones de la nave suena el vals nº 2 de Shostakovich. Somos “las semillas de la civilización” de las que habló Gregor Von Rezzori en su Gran Trilogía, y todo, por el momento, marcha bien, porque “lo importante no es vivir, es navegar” (Carlos Barral).

Leer más

Nuevo curso

15 Septiembre, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Vaya primero, para no perder las buenas costumbres, una nota curturáh, que luego voy a dar, creo, un poquito de cera (no en demasía, que aquí nos conocemos tod@s y luego se mosquean l@s vecin@s). Esta es la nota curturáh: estaba leyendo una antología

Nuestras aventuras, que solo a nosotros nos interesan

14 Julio, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Quisimos leer a mil poetas diferentes y no llegamos siquiera a las estrofas que la Gran Tortuga -la que sostiene sobre su concha el mundo- nos procuró en tiempos en los que el sol salía y se ponía en nuestro honor. Dejamos de hacer instrumentos para los

Rara avis torera

30 Junio, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Al torero “El niño del Tibidabo”, Benjamín López Cossío (lejano parentesco con el autor de la famosa enciclopedia torera), se le entrevistó hace poco en un programa de televisión dirigido y presentado por Ignacio Gavilán (“A fondo”), y de entre

A ritmo de czarda

9 Junio, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Se habían estabilizado los frentes, si es que puede hablarse de estabilidad en la guerra, ese monstruo que todo lo muda, permuta y cambia, y habíamos ido, de esto hacía ya algunos meses (ahora nos aburríamos en nuestros cuarteles de campaña), ganando

A ritmo de polka

19 Mayo, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Tras la batalla pensé en mis bigotes, era una cosa seria por entonces, ingresas en Los Ulanos (Regimiento nº 25, “Los inmortales”) y comienzas a tener prioridades, que fuera de la guerra se resumen en dos. Primera, en los bigotes largos: o hacia

A ritmo del vals

28 Abril, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Así que supe que me iría más pronto que tarde de aquello que a mí siempre me pareció (y me parece) un paraíso, las tierras de San Estanislao. Lo que no tenía muy claro es a dónde iría, ya que mi padre, en su claridad, ordenaba el ingreso en …

Buscando una canción

31 Marzo, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Soy de pocas “nuevas tecnologías” (NN.TT`s), pero el internet (que sale siempre cuando lo tecleas en el ordenador con mayúscula y que yo retrocedo en cuanto termine esta frase, y “corrijo”) me vale, me sirve (¡¡¡hostias, “vale quien

Mi catástrofe

17 Marzo, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Preisner es el apellido de un compositor contemporáneo (clásico) polaco llamado de una manera casi imposible, Zbigniew, colaborador de Kieslowki en la trilogía titulada, “Tres colores: Azul, Blanco, Rojo”, que a mí me pareció, la primera vez que la

El entierro de Pleyel

3 Marzo, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Olga nos invitó, a toda la familia (niño, esposa, madre, que fue su primera profesora, y a un humilde servidor, “billetes de avión incluidos, por supuesto. Alonso, todo corre por cuenta de mi sponsor, el alojamiento también, Hotel Canalgrande, ¿o tú

Como si estuviera en barrio sur

17 Febrero, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES “Qué difícil es regresar a casa cuando no queda nada de ella”, más o menos esto declara John Wayne en <<Centauros del desierto>>, y qué crueldad la suya cuando le dispara al cadáver de un indio en los ojos para que no encuentre el lugar

Mierdas

3 Febrero, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Cuentan que cuando Ilse Weber (compositora y escritora judía) iba camino de la cámara de gas (estuve en el Museo del Holocausto en Berlín y había una habitación que simulaba una de ellas; la sensación fue de frío y abandono, de tristeza e

La ginebra

20 Enero, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Pasamos las vacaciones del verano de 1990 en el chalé que nos prestó, a cambio de que se lo cuidáramos durante su ausencia y no se lo incendiáramos (por lo menos), el hermano mayor de un amigo que se fue con su moto, una Ducati Passo “rectificada”

Retrato de un desconocido con tricornio

7 Enero, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES A San Petersburgo, Peter, como la llaman los petersburgueses, me llevaron tres razones, y ninguna de ellas fue él, el que ahora me espera, le veo, en la esquina del Palacio Ostrogonov con La Nevski (está sentado, balanceando sus pies, enfundados en unas

Dedicado a un Maestro

23 Diciembre, 2013

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Uno se hace mayor, en mi caso, cuando los problemas dejaron de ser chungos para convertirse en insufribles e insoportables (agotadores, mancilladotes e insalvables, tienes que rodearlos, no puedes hacer otra cosa). Mantiene Faulkner, el mismo que escribió

Y tu reino no tendrá fin

10 Diciembre, 2013

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Recuerdo que en la asignatura de “Cinematografía” de la licenciatura de Humanidades (una carrera —inexistente ya en la Uex— con curiosas materias: Hª de las ciudades; El tiempo en el medievo; Introducción a la Cultura francesa; Literatura japonesa

Un don

25 Noviembre, 2013

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Un don (pero no el de “El Don apacible”, uno de los títulos/libros del “nobelizado” Shólojov; que por cierto, a él sí que le dejaron recoger el premio sueco en 1965 y al pobre Pasternak, del que escribo esta semana en esta torpe columna, no se lo

Ave Cesar, morituri te salutant

4 Noviembre, 2013

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES No me apetecía que se me viera, que se viera que la casa estaba ocupada, habitada. La carretera pasaba, pasa por delante, apenas diez metros escasos de la puerta de madera, toda la casa es, era de madera, y a ciertas horas, en ciertas temporadas del año,

A %d blogueros les gusta esto: