MENU

A ritmo de czarda

la-principessa-della-czarda-2

Reflexiones de un tenor /
ALONSO TORRES

Se habían estabilizado los frentes, si es que puede hablarse de estabilidad en la guerra, ese monstruo que todo lo muda, permuta y cambia, y habíamos ido, de esto hacía ya algunos meses (ahora nos aburríamos en nuestros cuarteles de campaña), ganando palmo a palmo el terreno que estaba en liza, y que además era nuestro, o por lo menos había sido nuestro históricamente hablando (dos monarcas, primos hermanos, discutían por unas fronteras que solo estaban en su mente), y debíamos dirigirnos, los del Regimiento nº 25 de Ulanos, “Los Inmortales”, tras la toma de diversas localidades (grandes, pequeñas, e incluso varias capitales de distrito), hacia Cherwolishj, donde nos esperaba el grueso de nuestro ejército: la caballería (impaciente, como siempre, de entrar en combate); la intendencia (los romanos enseñaron al mundo la importancia de la misma); la infantería, tan sufrida y con todos aquellos chicos jóvenes que al pasar nosotros sobre nuestras bien alimentadas monturas (por no utilizar el termino de “briosos corceles”, pues pareciera arcaico) nos miraban, diría yo, que con una inquina nada disimulada; los ingenieros con sus planos y mapas; y la ruidosa pero necesaria artillería, y una vez allí, todos juntos, marchar sobre la última ciudad ocupada por las tropas y fuerzas enemigas.

Ese año, por culpa de las batallas, los desplazamientos, los percances y las lides… “la guerra”, como dijo Heráclito, “es padre y madre de todos”, no habíamos previsto la recogida de tan preciadas flores

Un asunto retrasó nuestra partida y el emperador, lleno de inquina (siempre fue más considerado para con los Húsares que para con nosotros, mucho más), mandó atacar sin nuestra presencia (ganamos, o mejor expresado, ganaron los de nuestro bando) y quedamos sin la gloria final a pesar de haber demostrado desmesurado valor y ciego arrojo en cuantos enfrentamientos habíamos participado (mi pierna aún no estaba curada del todo), y con el estigma, además, de no haber contribuido en la liberación de aquella parte tan querida de nuestra patria. Pero tuvimos un motivo.

“Los Inmortales” siempre llevábamos, o mandábamos (si estábamos lejos de ella, como ocurría en esa ocasión) flores a la emperatriz, una carreta de Iris Latifolia, lirio azul de la clase Caricetea curvulae que llegaba a palacio rodeada por nuestros propios sirvientes a la manera de acompañantes-cuidadores (a partir de ese momento nos lo teníamos que hacer todo nosotros mismos, el 25 no estaba formado ni por tropa ni por suboficialidad). Ese año, por culpa de las batallas, los desplazamientos, los percances y las lides… “la guerra”, como dijo Heráclito, “es padre y madre de todos”, no habíamos previsto la recogida de tan preciadas flores (nuestro uniforme es del mismo color), y al llegar a aquel hermoso pastizal psicroxerófilo de alta montaña decidimos quedarnos a esperar la floración, y hasta que no llenamos una carreta que requisamos a la gente del lugar, no partimos de allí.

Leer más

A ritmo de polka

19 Mayo, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Tras la batalla pensé en mis bigotes, era una cosa seria por entonces, ingresas en Los Ulanos (Regimiento nº 25, “Los inmortales”) y comienzas a tener prioridades, que fuera de la guerra se resumen en dos. Primera, en los bigotes largos: o hacia

A ritmo del vals

28 Abril, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Así que supe que me iría más pronto que tarde de aquello que a mí siempre me pareció (y me parece) un paraíso, las tierras de San Estanislao. Lo que no tenía muy claro es a dónde iría, ya que mi padre, en su claridad, ordenaba el ingreso en …

Buscando una canción

31 Marzo, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Soy de pocas “nuevas tecnologías” (NN.TT`s), pero el internet (que sale siempre cuando lo tecleas en el ordenador con mayúscula y que yo retrocedo en cuanto termine esta frase, y “corrijo”) me vale, me sirve (¡¡¡hostias, “vale quien

Mi catástrofe

17 Marzo, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Preisner es el apellido de un compositor contemporáneo (clásico) polaco llamado de una manera casi imposible, Zbigniew, colaborador de Kieslowki en la trilogía titulada, “Tres colores: Azul, Blanco, Rojo”, que a mí me pareció, la primera vez que la

El entierro de Pleyel

3 Marzo, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Olga nos invitó, a toda la familia (niño, esposa, madre, que fue su primera profesora, y a un humilde servidor, “billetes de avión incluidos, por supuesto. Alonso, todo corre por cuenta de mi sponsor, el alojamiento también, Hotel Canalgrande, ¿o tú

Como si estuviera en barrio sur

17 Febrero, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES “Qué difícil es regresar a casa cuando no queda nada de ella”, más o menos esto declara John Wayne en <<Centauros del desierto>>, y qué crueldad la suya cuando le dispara al cadáver de un indio en los ojos para que no encuentre el lugar

Mierdas

3 Febrero, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Cuentan que cuando Ilse Weber (compositora y escritora judía) iba camino de la cámara de gas (estuve en el Museo del Holocausto en Berlín y había una habitación que simulaba una de ellas; la sensación fue de frío y abandono, de tristeza e

La ginebra

20 Enero, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Pasamos las vacaciones del verano de 1990 en el chalé que nos prestó, a cambio de que se lo cuidáramos durante su ausencia y no se lo incendiáramos (por lo menos), el hermano mayor de un amigo que se fue con su moto, una Ducati Passo “rectificada”

Retrato de un desconocido con tricornio

7 Enero, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES A San Petersburgo, Peter, como la llaman los petersburgueses, me llevaron tres razones, y ninguna de ellas fue él, el que ahora me espera, le veo, en la esquina del Palacio Ostrogonov con La Nevski (está sentado, balanceando sus pies, enfundados en unas

Dedicado a un Maestro

23 Diciembre, 2013

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Uno se hace mayor, en mi caso, cuando los problemas dejaron de ser chungos para convertirse en insufribles e insoportables (agotadores, mancilladotes e insalvables, tienes que rodearlos, no puedes hacer otra cosa). Mantiene Faulkner, el mismo que escribió

Y tu reino no tendrá fin

10 Diciembre, 2013

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Recuerdo que en la asignatura de “Cinematografía” de la licenciatura de Humanidades (una carrera —inexistente ya en la Uex— con curiosas materias: Hª de las ciudades; El tiempo en el medievo; Introducción a la Cultura francesa; Literatura japonesa

Un don

25 Noviembre, 2013

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Un don (pero no el de “El Don apacible”, uno de los títulos/libros del “nobelizado” Shólojov; que por cierto, a él sí que le dejaron recoger el premio sueco en 1965 y al pobre Pasternak, del que escribo esta semana en esta torpe columna, no se lo

Ave Cesar, morituri te salutant

4 Noviembre, 2013

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES No me apetecía que se me viera, que se viera que la casa estaba ocupada, habitada. La carretera pasaba, pasa por delante, apenas diez metros escasos de la puerta de madera, toda la casa es, era de madera, y a ciertas horas, en ciertas temporadas del año,

Blues at reseca

10 Octubre, 2013

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES En la ciudad de Reseca, el Lejano Oeste, al otro lado de la cordillera y lejos de la bella capital de la República del Paltrinám, Bienvenida, se ha celebrado recientemente un festival dedicado al blues, esa “música de negros” como alguien la definió

A %d blogueros les gusta esto: