MENU

Negro

reloj-ricoh-dynamic-wide-21-jewels-japan-incompleto-repuesto-650701-MLA20379897333_082015-F

Reflexiones de un tenor /
Alonso Torres

Antes: dicen los entendidos que todo comenzó con la visión (en la pantalla de un cine neoyorquino) de un reloj incompleto, una media circunferencia en donde estaban señaladas las 11, 12, 1 y 2 (<<todas hieren, la última mata>>); la aguja de las horas no existe, y la de los minutos avanza, rápido, de izquierda a derecha volviendo al inicio, y luego, de repente, una sombra (los entendidos vuelven a manifestarse, “semeja a la de ´El vampiro de Düsseldorf`”) cruza la escena y… y después un disparo, “paw!”. Un hombre se desploma, observamos su caída en diagonal, “fíu” (un suspiro), y “bom”, el sonido del cuerpo chocando, sordo (no hay rebote), contra el suelo. Desde un plano cenital advertimos cómo una mancha oscura, sangre, brota bajo el cuerpo inane (“inane”) y se extiende. Viste de blanco y negro, lleva traje de “smoking”.

Ahora: dos hermanos están preparados para luchar contra el diablo, que acudirá a una casa (¿normal y corriente?), en un barrio normal y corriente (¿?), de una ciudad para nada normal ni corriente (París). El mayor espera en el piso superior (es un duplex; abajo, cocina con diminuto “ofice”, cuarto de baño y saloncito con habitación adyacente “de invitados”; arriba, distribuidor, pequeño servicio y habitación principal), ha pasado todo el día con resaca, lleva una Gluck (arma corta de fabricación austriaca, doce balas más la de la recámara, que también está, dispuesta) y no recuerda que hay una chica (morena, con preciosos ojos negros rasgados) durmiendo en su habitación; el otro hermano está abajo, empuña un arma larga, un Kaláshikov, “cuerno de cabra”, sin culata. Está sentado en el sofá, esperando.

Después: esa noche (escandinava) el maligno será un hombre como cualquier otro nacido de mujer. Tendrá pelo negro largo y barba de unos días (es atractivo y alto), y olerá, como dicen los (antiguos) libros, a azufre (y no es broma), “inundará” ese hedor toda la casa, y además, vendrá con banda sonora incorporada, porque cuando él aparezca, ¿volando?, sonará Mahler como si todos los reproductores del mundo tuvieran en su maldito ADN la décima sinfonía (la inacabada) del checo, atronando. El hermano menor abrirá la puerta, apuntando al frente, pero allí asomará una mujer que, con paso seguro, irá hasta la habitación donde duerme, desnuda, la chica de los preciosos ojos negros rasgados; la despertará y hablará con ella sobre quien fuera su antiguo amor, previniéndola acerca de la maldad, intrínseca, de él (el hermano mayor). Y será una sola bala de 10 milímetros la que eliminará al hombre que lleva traje de “smoking” y se ha colado (¿volando?) por una de las ventanas. “Hermano, ahora tienes el control”. “No, tan solo tengo responsabilidad”. Miran el cadáver y creen reconocer al muerto, pero no dicen nada. Se miran (ha dejado de sonar la música). FIN…

Leer más

…y que siempre practica el bien

14 Septiembre, 2015

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres <<… soy una parte de aquella fuerza que siempre quiere el mal y que siempre practica el bien>>, así, con una frase del genial (“figura a través de la cual el mundo puede llegar a amarnos”, dejó escrito Thomas Mann acerca del

Realidades

20 Julio, 2015

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Con lo primero que te encuentras en “Lucile Lupin” (calle de la Cossonnerie, Primer Distrito, París) es con tu propia imagen. Frente a la puerta de madera carmesí, de roble antiguo y cristales emplomados, hay un gran espejo que proviene del Chateau

Cuando flamea el ocaso y los caballos se estremecen

6 Julio, 2015

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Aleksei German murió en 2013 dejando como obra póstuma, “Qué difícil es ser Dios” (durante 45 años de carrera realizó seis largometrajes), una película, según Carlos Reviriego, “de otro mundo, sobrehumana”, ambientada en un planeta paralelo al

Y no volvió

22 Junio, 2015

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Cuando vio aquellos parajes, aquellas geografías, aquellas ciudades, aquellas gentes por primera vez, conjugó todas las formas del llanto; llanto alegre, nostálgico, triste, pleno, melancólico, callado, cantado, a gritos, sorbiente, dolido, amado,

Puntos y comas

8 Junio, 2015

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Y de repente surgió; pero si lo piensan no saben cuándo; él dice que en una feria del libro, que hablaron de un viaje de ella (de estudio) y de los gustos literarios de él (volubles); ella, sin embargo, afirma que fue a raíz de una

Para Aznavour

25 Mayo, 2015

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES (para Aznavour, sí, pero también para Javier, que lo supo bajo el amparo de unos vinos, y a la vera de las buganvillas). Y te encuentro después de aquello, paseando por el barrio de tus mayores, que no es el de los míos. Y nos saludamos, y me …

Todo se hunde

29 Abril, 2015

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Está sobre el viejo piano de cola (Vallel & Hijos, blanco con adornos dorados; éstos desaparecidos), en lo que antes era la “sala de música” y hoy es salón-comedor-habitación-sala.de.estar-cocina-biblioteca… de un gran piso señorial en el

Asiáticos

13 Abril, 2015

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Escuchaba y veía, “santa dualidad de la música” (esto último lo repito casi con asiduidad, pero es que es casi impepinable, y además es casi de Sollers, que me cae casi muy bien), digo, que escuchaba y veía (debo escribir también, “y admiraba”)

Personaje literario tras el concierto de Guillermo A. Iriarte

9 Marzo, 2015

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES “No somos conscientes…”, dijo mientras re-examinaba el (intranquilizador) cuadro de Dino Valls que colgaba como único y gran protagonista de la pared (blanco impoluto). Había querido adquirir <<Opus 186>>, pero este no tenía entonces, ni

Europa

16 Febrero, 2015

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES El peso específico (o atómico) de España (¡Egg-pàña!) es de cero patatero (0`0), ¿no lo sabían? Supongo que sí, incluso los votantes del pepé deben saberlo, esos buenos votantes del pepé (no estoy de coña) que con sus banderas al viento en

Concierto de abono

26 Enero, 2015

Reflexiones de tenor / ALONSO TORRES Fuimos mi madre y yo al quinto concierto de abono de la OEX, y siempre me digo lo mismo, “yo, que soy tontodelculo, escucho, o veo (sacrosanta dualidad de la música, según Sollers), las deficiencias acústicas que tiene el contenedor que contiene a la buena

Ganas de conocer

12 Enero, 2015

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES No ganas de conocer la fecha en donde la señà arcaldesa de Reseca se hizo esa afoto con mantilla negra delante de las tropas, no, sabemos que esa arretrataùra no es 1944, sino 2014; lo que tengo ganas de conocer, “pregunta de examen, listillo”, es

Tres semanas en Alemania

22 Diciembre, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Recientemente he estado en “la patria de Goethe”; por favor, si pueden, lean del imprescindible vate alemán, “Poesía y vida” —je, je, je, no sé si estará disponible para sus e-books-, en ella no se cuentan batallas –algunas sí, pero son de

Holbach y el egoísmo

9 Diciembre, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Iba a hablarles, a escribirles a ustedes, sobre un reciente viaje, oniromántico (“uno no es lo que hace, ni tan siquiera lo que intenta, uno es lo que sueña”, conde de Siruela, scribit), a Alemania, tres semanas que acabaron en Helderheim en un curso de

De premios y premiados

24 Noviembre, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Existen dos libros con idéntico título que yo haya leído, “Los mandarines”. Uno se acompaña del epígrafe, “El bosque de los letrados” y es un compendio de historias tradicionales chinas recogidas en el siglo XVIII por Wu Xinji (interesante,

La impedimenta de la memoria

27 Octubre, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Aquella muchacha oriental me dejó, a la temprana edad de ocho años, “desequilibrado”. En la tarde en que la vi por primera y última vez, olvidando todos los mandatos maternos de seguridad y responsabilidad, la seguí hasta más allá de los límites de

Sueño con levantarme en mitad de la noche

14 Octubre, 2014

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Son imágenes nocturnas con una pátina de no se sabe bien qué (el alma) que las hace oníricas y aterciopeladas, extrañas, grises, y en donde destacan, aquí y allá, colores “sobresaltados” como el rojo, el verde, el naranja, el amarillo y algún

A %d blogueros les gusta esto: