MENU

Verano

Cómo pesa esto. Es lo primero que pensó Jacob Delafont, jugador de polo profesional en el Ngayanendra`s Polo Team y apostador habitual de ruleta europea a los números 25 y 28 (rojo, pasa, par; negro, pasa, par, respectivamente) cuando cogió en sus brazos, fuertes y fibrosos, el último libro-arte (un metro de alto por un metro y medio de largo, 85 kilos y trescientas cuarenta y cinco páginas de fotografías en B/N y Color de la fotógrafa Rufo Plata) que la editorial Taschen ha dedicado a la compositora Kaija Saariaho (los homenajes, en vida). También se acordó, en ese momento, de su dolorido hombro derecho. Debo acudir al fisio, ¡ya, pero ya!, se dijo a sí mismo con bastante mal humor. En el Hotel Florida, donde se alojaba, en lo alto de la montaña del Tibidabo, pidió en recepción que le subieran dos litros de mors. Al ver la cara del joven, aclaró: zumo natural de frutos rojos, también quiero, por favor, una botella de Zubrowka, vodka polaco, gracias.

Esto debe ser hacerse mayor, aceptar lo inaceptable

Había llegado a la Ciudad Condal a las 8 de la mañana (toda la noche en un camión, que no conducía él, desde Sotogrande) con el encargo de llevar la jaca preferida, Margarito, de su amigo John Winston a la cirujana jefe de la facultad de veterinaria de la Universidad Central de Barcelona, Silvia Alonso, que se quedó con el animal y cara de “esto no va a tener solución”. Lo sé, pero yo soy un mandado, el maldito panameño quería que la trajese hasta aquí y así lo he hecho, ahora, todo depende de la ciencia, ¿no?. Después marchó a desayunar frente a la catedral de la Santa Cruz, a la terraza del Hotel Colón, a escuchar cómo La Tomasa, la campana mayor, da por el culo con sus tañidos al diablo. Luego entraré a ver a las ocas, pensó al primer trago de “indiano” (café negro, cargadito, con generoso chorro de ron Cubay), y se rió, porque no sabía si las ocas/gansos son los animales que en el claustro están viviendo a cuerpo de rey, o los curas que “trabajan” allí. Deberían quemarlos a todos, proclamó en voz alta cuando ya nada quedaba en la tacita.

Abrió el libro sobre la cama (desplegado medía tres metros) y al pasar las primeras páginas y ver las sensacionales imágenes, con textos de la propia fotógrafa, se acordó al instante de “La mirada de Ulises” de Angelopoulos y de “Garaje Olimpo” de Bechis (dos películas donde se desarrollaban, para él, las escenas de sexo más tristes de la historia del cine; una viuda bosnia que recuerda al marido asesinado, y una chica a punto de ser arrojada a los tiburones del Mar del Plata por su novio militar), entonces se levantó del suelo, estaba de rodillas, y quitando con rabia de su minúsculo equipo de música con apabullante sonido a la compositora homenajeada por la prestigiosa editorial alemana, buscó a Lula Pena cantando por Rodrigo Leao, y cuando sonaban los primeros acordes de “Pasión”, sorbiendo mocos y llorando, dijo mirando por la ventana entreabierta (la brisa que venía del mar movía muellemente la blanca cortina), esto debe ser hacerse mayor, aceptar lo inaceptable…

Reflexiones de un tenor / Alonso torres

 

Leer más

Jakob Sande

11 Julio, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Guro era una reina vikinga, entre mítica y verídica, que en los tiempos de Las Sagas habitó y gobernó. Se decía de ella que era tiránica (también se dice eso mismo de Dracón de Tesalia, el de “las leyes draconianas”; el que fuera arconte epónimo

La cordillera Pájaro Azul

27 Junio, 2016

Reflexiones de un tenor/ Alonso Torres Desde tiempos inmemoriales se buscó “el Paso del Nordeste”, el que une el Océano Pacífico con el Océano Atlántico por el Gran Norte Canadiense, la ruta que discurre por un conjunto de estrechos localizados entre las grandes islas árticas y las

Beber Zubrowka…

13 Junio, 2016

Reflexiones de un tenor/ ALONSO TORRES/ …es como escuchar violines en un prado a la luz de la luna; esto lo dijo Elliot Templenton, oliendo, antes de tragar a pequeños sorbos, su copita de vodka casi helado polaco (hay otros vodkas, sí, pero están todos en él; es como la vaina de decir, sí,

Mis poetas

30 Mayo, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres “Warlock”, homenaje a Hall; los hombres son como el maíz, el sol los quema, la lluvia los empapa, el invierno los azota y la caballería los pisotea, pero a pesar de todo continúan creciendo, y nada de esto importa mientras haya un poco de whisky cerca,

Reunión en la cumbre

16 Mayo, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Congrego en torno a Nina Simone y su “Ain`t got no…”, en cierta casapalacio frente al mar, abrupto, como mi alma, a unos cuantos generales (y a una generala) y me voy sirviendo whisky(es) a gogó como en las fiestas más exclusivas (¿qué es lo que

¡Viva la Virgen de la Montaña…Ríu!

18 Abril, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Hace veinticinco años (el tango decía que “veinte años no son nada”… ¡ja!, en un solo año, ¡en un solo año!, como escribió Shakespeare El Grande, pueden pasar muchas cosas, <<hacerme rico, morirse un rey o hablar un caballo>>) que la

Santuario (y que Faulkner me perdone allí donde esté)

4 Abril, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Lo primero que hizo cuando salió de la penitenciaría del condado de Phatawpanakoy fue afeitarse. En la vieja bolsa de cuero, piel de gato, guardaba todo su capital, a saber; la navaja de afeitar, un poco de jabón, un bote vacío, pero con esencia, de

Cuatro asesinatos

21 Marzo, 2016

Reflexiones de un tenor / ALONSO TORRES Leyendo a quien estoy leyendo últimamente (a quien amo, a quien admiro, y sé que “la gran literatura”, por Belyj, “prepara para la tragedia”; quien sé que desde otra época me espió y fue testigo y notario de mi amor, a pesar de ser un cínico y

Exilio

7 Marzo, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Cuando mi padre, reuniéndonos a todos los que conformábamos la familia (y ahí se incluía a criados y criadas, preceptores, tíos, tías, primas y primos en diferentes grados, amigos y amigas, hermanos y ellos dos, madre y padre) nos reunió en el salón

La canción gitana

22 Febrero, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Entró como quien entra, abriendo la puerta con energía, a una cita ineludible y asimilada (que en eso consiste la vida, en aceptar lo inaceptable); avanzó por la pasarela que conducía al escenario del Krasnaponsky´s con cara seria y el ceño fruncido

Traidor

8 Febrero, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Eso me llama mi amor, “traidor”, porque no hago, de una historia pasada, un relato, y es que ya sabemos (desde que leemos al Rezzori -Gregor von-, y a otros similares), que la literatura se convierte en baluarte donde refugiarnos de la barbarie que nos

El psiquiatra cosmonauta

18 Enero, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Lo dijo sin pensarlo, sin pensarlo en ese momento (pero bien asimilada la idea, la imagen de él más allá del Cinturón de Kuiper bien digerida y asentada en su celebro), porque antes, con anterioridad, y en numerosas ocasiones, sí que había fabulado con

El trueque (II)

28 Diciembre, 2015

Reflexiones de un tenor / Alonso torres ANTERIOR… en el mismo día de su cumpleaños, 11 de octubre, El Maestro Cantor, el Prefecto para la Música de la Catedral conocida como La Preciosa, en la bella, noble y antigua ciudad de Reseca (al otro lado de la nación y de su capital, Bienvenida),

Las chicas

14 Diciembre, 2015

Reflexiones de un tenor/ ALONSO TORRES Tengo una diatriba musical por las mañana, mi parte cerebral más “seria” afirma que para tirarse de la cama lo mejor es La Piaf de los inicios (que no la del final), o en todo caso, Rostropovich interpretando, lógicamente, a Bach; la otra parte de mi

Madera de oro

30 Noviembre, 2015

Reflexiones de un tenor/ Alonso Torres Todo ha comenzado con la infusión de té que a él le han traído desde Chitral (Gandhara, noroeste de Pakistán) y ella ha olido reclinada en el sofá rojo; siempre en el lado derecho, donde el respaldo es más alto, levantando la rodilla izquierda para

Las cuatro categorias

9 Noviembre, 2015

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Para la música de la película que acababa de terminar de filmar (Arag Zueg) siempre pensó en Preisner, pero como su cine era de bajo, de bajísimo presupuesto, llamó a su compositor preferido, Jacobo Delafuente (tradición clásica muy potente con rabiosa

El trueque

27 Octubre, 2015

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Todavía resuenan en sus oídos las palabras del Evangelio de esta mañana, <<Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la existencia eterna?>>, y ordena como si le fuera la vida en ello, o más bien, disimula su ansiedad, nada disimulada,

A %d blogueros les gusta esto: