MENU

Las cuerdas de la mandolina

Reflexiones de un tenor
Alonso Torres

Ha sido un grito de desesperación teñido de humor (ha extendido los brazos, las palmas de las manos levantadas, los ojos muy abiertos y una fuerte voz ha llenado de repente el salón). Ambos entienden que deben reír o por lo menos, sonreír. Así lo hacen, ella más que él porque el hombre solo bosqueja una de esas sonrisas que en una película de espías quedaría como de tipo duro. Pero no lo es, ha venido llorando durante todo el trayecto, desde la capital, conduciendo y llorando, conduciendo y sorbiéndose los mocos, conduciendo y secándose las lágrimas, y al acercarse al pueblo de los abuelos maternos ha pensado en voz alta, “ahí, donde más duele”, y tras tomar el camino viejo y dejar la ermita a la derecha, llegando a la abandonada y muy deteriorada casa solariega de los Mantellez, herederos que son de cierto conquistador español (de El Paltrinam y que vuelto enriquecido a la península sentó sus orgullosas posaderas en estos lares), ha parado, se ha bajado del coche y se ha encendido un cigarrillo. Y ha llorado sin pausa, sin miedo, y sin consuelo.

Ella está en el dintel del balcón de la derecha (en el salón hay tres, el de la izquierda está acristalado, y en él, sobre la mesa de mimbre, hay restos de un juego de té), no hay cortinas, pero sí una persiana de madera subida justo por encima de su cabeza. La mira desde atrás, apoyado en el borde de la mesa central (se abría solo en ocasiones especiales, ya saben: bautizos, comuniones, bodas, negocios y fallecimientos), bajo sus pies una grandísima alfombra gastada, deshilachada y con agujeros producidos por las ratas y por cualquier otro animal que pulule por allí (han visto cuando entraban, lo más juntos que han estado el uno del otro, un gato color marrón que ha huido hacia la cocina, o mejor dicho, hacia las cocinas de la parte de atrás de la planta baja). Ella se gira, al cabo de un instante, que les parece una eternidad (se han mirado a los ojos y apenas han aguantado un, dos, tres segundos), y el silencio se rompe.

Cada uno por su lado, ven aquello que van a vender a la inmobiliaria, a la constructora, toda la finca para construir un campo de golf (18 hoyos) con lujosos chalets. A las doce de la mañana el sol aprieta, pero bajo los álamos del estanque, donde ahora se encuentran, al borde del agua, entre la hierba, se está muy a gusto. Decide, sí, preguntar, aunque el miedo y la vergüenza sean atroces, preguntará, ha contado hasta cien y cree, y sabe, y siente, que no habrá otra oportunidad, y el sitio es… es hacia donde ella miraba desde el balcón.

 

Leer más

Poligonal

10 Julio, 2017

Reflexiones de un tenor/ Alonso Torres En la mañana en la que escribo el artículo avuelaplumero me he levantado con ganas de escuchar diferentes versiones del son huasteco creado por Elpidio Ramírez y Pedro Galindo Galarza, Malagueña Salerosa, y es que estuve el otro día en un bar heavy

Álvaro y la electroterapia

26 Junio, 2017

Reflexiones de un tenor Alonso Torres Iba a escribir esta semana en mi columna avuelaplumera sobre una serie de personajes que conformarán algo, literariamente hablando, que quiero que sea una historia, una historia que pretendo “aventurera”, de aventuras de esas que tanto le gustan a mi buen

Descubriendo

12 Junio, 2017

Reflexiones de un tenor Alonso Torres Remo no era su nombre, pero él entendió que así se llamaba y así le llamó desde que lo encontrara en la selva, a los pies de las montañas que dividían el territorio que más tarde conformaría el país al que bautizarían como Paltrinam, El Paltrinam, La

Poniente X Levante

29 Mayo, 2017

Reflexiones de un tenor Alonso Torres Esto fue en su décimo viaje, pero… pero empecemos realmente por el principio (jeje, ¿el principio?). A Simbad El Marino (aunque mejor le llamaríamos El Naufragante) los ladridos de los perros por la noche le ponían nervioso, no le gustaban, encontraba en

Iconoclasta soy

15 Mayo, 2017

Reflexiones de un tenor Alonso Torres Me pongo música “de fondo” para escribir, y hoy le ha tocado iniciar la jornada al Puma, José Luis Rodríguez, El Puma, ¡¡¡yeah!!!, qué movimiento de caderas más genial (y además no tenía mala voz el tío, no), perooooo, pero ahora, para empezar

Hace tiempo, pero…

25 Abril, 2017

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Me junté el día de marras (¡¡¡por fin salía de su habitáculo habitual La Orquesta de Extremadura!!!) con mi amigo, compositor y músico, Carlos Ojeda, pero antes estuve charlado, camino de comprar unas cervecitas fresquitas (que no frías, ya que me

Una jornada trágica

27 Marzo, 2017

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Todo el día por Barcelona, de fiesta, y acabar esposado ante un juez de guardia por un asesinato que no conducirá a nada, aunque momentos antes de cometerlo él pensara que sí, que sí iba a valer la pena. “Si lo mato, con los años, ella, que es

Las comparaciones son odiosas

13 Marzo, 2017

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres El buitre me devora, y como dijo Johan Cruyff (por cierto, cada vez me gusta menos el puto fútbol, con sus niñatos tatuados, sus peinados “a ver quién la tiene más grande”, sus negocios extradeportivos, su blanqueo de pasta, y sus malditos cantantes,

Hubo precedentes

27 Febrero, 2017

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Sabía la botella que él llevaba, aunque la tenía cubierta por su inmensa mano (el chaval era espigado, delgado y muy muy alto, y su palma ocupaba el cuerpo de la botella, tapando la marca –yo las acarreo de diferente forma, las agarro por el cuello como

Los cuatrocientos cadáveres

13 Febrero, 2017

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Los cuatrocientos cadáveres que erigen sobre las aguas del Ponto la mayor de las estatuas conocidas en esta podredumbre llamada “mundo”, son los hijos de Vótaras, la antigua capital del Bajo Záser, y allí, a orillas del río más hermoso de la

COMO (si yo fuera) SOMERSET MAUGHAM

1 Febrero, 2017

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Lo terminé, el buen puñado de relatos que conforman el libro de Maugham, “Viaje por la cuenca del Yangzi. Un abanico chino”, en La Cantera de la Frontera, mientras la Bruja Pájaro china hacía sonar (dentro y fuera de sí) un tambor a la vera del agua.

Amor vincit omnia

9 Enero, 2017

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Como pensaron casi todos los invitados a la fiesta (<<los invitados van llegando>> es la primera frase de un relato del gran Pushkin, uno de los que Volkov catalogó como “coro mágico”; y de un relato de apenas tres páginas y media, otro

Un pequeño incidente

19 Diciembre, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Vi al tipo cuando yo salía del concierto (Requiem alemán de Brahms y Sinfonía nº 2, “Resurrección”, de Mahler; jeje, primero un hecho luctuoso y luego un imposible, el programador es un cachondo, seguro); le perseguí por el largo pasillo curvo,

Los asesinos

7 Diciembre, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres En el mismo día en que Ute Lemper (cantante y actriz alemana nacida en Münster, “la ciudad de las bicicletas”) presentaba en el Círculo de Bellas Artes de Madrid su nuevo proyecto, “Llanto por Auschwitz”, en un piso de la capital de España tenía

El Bello Lucía

14 Noviembre, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Sentada en un banco, la espalda contra la pared (por precaución), de El Botón de Nácar (tugurio de la ciudad de Todos Los Santos, capital del Paltrinam), una de las tres mujeres que acabarían siendo acusadas de piratería en el siglo XVIII, Karen

Columna rebelada

31 Octubre, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Tiene, por el paso de los años (miles en principio, pero como “institución” apenas llega a los 70) y el descuido de sus inquilinos, algunos desconchones y humedades en la fachada La Gran Casona. Por dentro fallan las tuberías, y las luces, de cuando en

Pavana

17 Octubre, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Yacaré Cáceres no sabe que el enviado de España para su detención, Juan Limón (teniente de navío), está en el mismo tugurio portuario que él. Yacaré Cáceres está perseguido por la justicia, pero en Todos los Santos, ¿quién no lo está?, así que

A %d blogueros les gusta esto: