MENU

Hace tiempo, pero…

Reflexiones de un tenor /
Alonso Torres

Me junté el día de marras (¡¡¡por fin salía de su habitáculo habitual La Orquesta de Extremadura!!!) con mi amigo, compositor y músico, Carlos Ojeda, pero antes estuve charlado, camino de comprar unas cervecitas fresquitas (que no frías, ya que me las agenciaba en un restaurante paquistaní de la Calle de los Bares de la capital cacereña, y estos colegas, los pakis, no saben lo que es la cerveza fría, no la beben, no trasiegan alcohol y rezan cinco -5- veces al día mirando a La Meca), con el señor Bernal, antiguo profesor mío en la Universidad (Literaturas en General, Decimonónica en Particular -lo que suspiraban por él las compañeras; también lo hacían, el suspirar, digo, por otro profesor, en este caso, por el de filosofía, el señor don Isidoro Regera, una lumbrera europea especialista en Wittgenstein-), y me dijo, “tú que sabes de esto (eso lo dijo él, no yo), ¿qué opinas de…?”, y puso cara de, “en fin, esto es lo que hay”, y se refería a la Oex y a su concierto en la Plaza Mayor de Cáceres. Le respondí al señor Bernal diciéndole que me parecía de puta madre el que salieran a la calle, los de la orquesta, y que cuándo estos profesionales se habían visto rodeados de tantos oyentes o escuchantes, porque lo cierto es que si tuvieran que vivir de las entradas o de los abonos que venden, por los cohones iba a tener Extremadura una orquesta como la que tiene, una orquesta, que en el argot, “pita”, o sea, que suena (bien, bien, bien).

Llevamos al concierto a l@s crí@s, y me gustó verlos correr y jugar por allí, más allá del público, parándose y escuchando, casi extasiados, o extasiados del todo, en los momentos en que la orquesta atacaba los pasajes más vistosos y estruendosos (recuerdo cierto viaje con La Grillería, ¡¡aúpa Tuna!!, a Alemania, en el que llegamos a Bremen   –por aquello de hacerle un homenaje a sus famosos músicos- y en la plaza Unser Lieben Frauen Kirchhof de dicha ciudad nos encontramos con un concierto dentro de la semana dedicada a Schubert, una “Schubertiada” de las muchas que se celebran en Alemania; allí había muuuucha gente congregada, y además de todas las edades, de cero a cien años, y nadie, nadie, nadie se movía, y además cantaban, muy por lo bajini, eso sí, acompañando a la soprano que interpretaba “La novicia”, sobre un texto de Craigher, y todos pensamos, “joder, qué cultura musical tienen estos cabrones”).

La OEx salió a la calle, a la Plaza Mayor de mi pueblo (de mi pueblo al mundo) e interpretó a Bellini, Mussorgsky, Verdi, Chapí, Giménez y Moreno-Torroba, se echó de menos, por parte de los entendidos (entre los que por supuesto no me cuento, por supuesto), algo cantado (que para eso hay un Coro oficial vinculado a la OEx, ¡coño!). Nos lo pasamos muy bien, y espero que dicha iniciativa se repita con asiduidad si fuera o fuese posible (parece queeeeee, que una vez al año no hace daño, ¡joè!).

Leer más

Una jornada trágica

27 Marzo, 2017

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Todo el día por Barcelona, de fiesta, y acabar esposado ante un juez de guardia por un asesinato que no conducirá a nada, aunque momentos antes de cometerlo él pensara que sí, que sí iba a valer la pena. “Si lo mato, con los años, ella, que es

Las comparaciones son odiosas

13 Marzo, 2017

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres El buitre me devora, y como dijo Johan Cruyff (por cierto, cada vez me gusta menos el puto fútbol, con sus niñatos tatuados, sus peinados “a ver quién la tiene más grande”, sus negocios extradeportivos, su blanqueo de pasta, y sus malditos cantantes,

Hubo precedentes

27 Febrero, 2017

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Sabía la botella que él llevaba, aunque la tenía cubierta por su inmensa mano (el chaval era espigado, delgado y muy muy alto, y su palma ocupaba el cuerpo de la botella, tapando la marca –yo las acarreo de diferente forma, las agarro por el cuello como

Los cuatrocientos cadáveres

13 Febrero, 2017

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Los cuatrocientos cadáveres que erigen sobre las aguas del Ponto la mayor de las estatuas conocidas en esta podredumbre llamada “mundo”, son los hijos de Vótaras, la antigua capital del Bajo Záser, y allí, a orillas del río más hermoso de la

COMO (si yo fuera) SOMERSET MAUGHAM

1 Febrero, 2017

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Lo terminé, el buen puñado de relatos que conforman el libro de Maugham, “Viaje por la cuenca del Yangzi. Un abanico chino”, en La Cantera de la Frontera, mientras la Bruja Pájaro china hacía sonar (dentro y fuera de sí) un tambor a la vera del agua.

Amor vincit omnia

9 Enero, 2017

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Como pensaron casi todos los invitados a la fiesta (<<los invitados van llegando>> es la primera frase de un relato del gran Pushkin, uno de los que Volkov catalogó como “coro mágico”; y de un relato de apenas tres páginas y media, otro

Un pequeño incidente

19 Diciembre, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Vi al tipo cuando yo salía del concierto (Requiem alemán de Brahms y Sinfonía nº 2, “Resurrección”, de Mahler; jeje, primero un hecho luctuoso y luego un imposible, el programador es un cachondo, seguro); le perseguí por el largo pasillo curvo,

Los asesinos

7 Diciembre, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres En el mismo día en que Ute Lemper (cantante y actriz alemana nacida en Münster, “la ciudad de las bicicletas”) presentaba en el Círculo de Bellas Artes de Madrid su nuevo proyecto, “Llanto por Auschwitz”, en un piso de la capital de España tenía

El Bello Lucía

14 Noviembre, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Sentada en un banco, la espalda contra la pared (por precaución), de El Botón de Nácar (tugurio de la ciudad de Todos Los Santos, capital del Paltrinam), una de las tres mujeres que acabarían siendo acusadas de piratería en el siglo XVIII, Karen

Columna rebelada

31 Octubre, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Tiene, por el paso de los años (miles en principio, pero como “institución” apenas llega a los 70) y el descuido de sus inquilinos, algunos desconchones y humedades en la fachada La Gran Casona. Por dentro fallan las tuberías, y las luces, de cuando en

Pavana

17 Octubre, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Yacaré Cáceres no sabe que el enviado de España para su detención, Juan Limón (teniente de navío), está en el mismo tugurio portuario que él. Yacaré Cáceres está perseguido por la justicia, pero en Todos los Santos, ¿quién no lo está?, así que

Apenas 2’

3 Octubre, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres El Derby de Kentucky se celebra en el Churchill Downs de Lousville el primer sábado de mayo, deben recorrer los caballos purasangres de tres años una milla y cuarto, y para los entendidos en la materia (Fernando Savater entre ellos) son “los dos minutos

El día del juicio

19 Septiembre, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Migg ha estado agachado al final de las escaleras que llevan a la bodega del Búho Blanco tratando de afinar su gaita durante más de dos horas y media, y no ha bebido nada de nada hasta que se ha hartado y ha abierto la bolsa de piel …

Verano

5 Septiembre, 2016

Cómo pesa esto. Es lo primero que pensó Jacob Delafont, jugador de polo profesional en el Ngayanendra`s Polo Team y apostador habitual de ruleta europea a los números 25 y 28 (rojo, pasa, par; negro, pasa, par, respectivamente) cuando cogió en sus brazos, fuertes y fibrosos, el último

Jakob Sande

11 Julio, 2016

Reflexiones de un tenor / Alonso Torres Guro era una reina vikinga, entre mítica y verídica, que en los tiempos de Las Sagas habitó y gobernó. Se decía de ella que era tiránica (también se dice eso mismo de Dracón de Tesalia, el de “las leyes draconianas”; el que fuera arconte epónimo

La cordillera Pájaro Azul

27 Junio, 2016

Reflexiones de un tenor/ Alonso Torres Desde tiempos inmemoriales se buscó “el Paso del Nordeste”, el que une el Océano Pacífico con el Océano Atlántico por el Gran Norte Canadiense, la ruta que discurre por un conjunto de estrechos localizados entre las grandes islas árticas y las

Beber Zubrowka…

13 Junio, 2016

Reflexiones de un tenor/ ALONSO TORRES/ …es como escuchar violines en un prado a la luz de la luna; esto lo dijo Elliot Templenton, oliendo, antes de tragar a pequeños sorbos, su copita de vodka casi helado polaco (hay otros vodkas, sí, pero están todos en él; es como la vaina de decir, sí,

A %d blogueros les gusta esto: