MENU

Cáceres y su patrón – Leyenda –

san-jorge-quema-dragon-56178603

De Cáceres de toda la vida /
José María Saponi

San Jorge, figura legendaria y Patrón de Cáceres, nacido en Capadocia en el año 267 y que Diocleciano Emperador romano, mandó matar en el año 290, se identifica con Cáceres a raíz de aquel 23 de abril de 1229, festividad de su nombre en que las tropas leonesas de Alfonso IX conquistan la ciudad.

“A pesar de que la consideración del día 23 de Abril como fiesta oficial es relativamente moderna, desde tiempo inmemorial tal fecha fue celebrada siempre por los cacereños…Hasta no hace muchos años, a la caída de la tarde del día veintidós, en cada encrucijada de calles se hacía una hoguera con todos los materiales que niños y mozalbetes de la ciudad se habían encargado de acarrear a lo largo del día, normalmente con desechos de muebles y utensilios proporcionados en sus mismas casas, de tal forma que aquello se convertía en un pugilato para ver que barrio o zona organizaba la hoguera más grande… (La leyenda de San Jorge Cáceres pag.11-Edición Excmo. Ayuntamiento de Cáceres-1998- Autores: Javier Alcalá Caldera, Enrique Barcia Mendo-José Rasero Machacón)

Los filólogos saben que leyenda no es opuesto a historia, como algo irreal o inventado. Leyenda, originariamente tiene que ver con el término latino legenda (“lo que ha de ser leído o interpretado”). Por tanto, en un principio, leyenda tenía que ver con una forma concreta de leer o interpretar los hechos y la realidad; casi siempre, esa lectura era impuesta por el poder reinante o las clases dominantes. (César Chaparro Gómez- Rector Universidad de Extremadura- texto citado).

Cuenta la leyenda que en el siglo XII cuando Cáceres se llamaba aún Alqazires y su señor era un importante musulmán, los cristianos luchaban por devolver la ciudad al poder del soberano castellano, pero llevar a cabo semejante empresa era peligroso e intrincado. El señor de la ciudad tenía una hija de gran belleza y bondad por la que era conocida en todo el territorio musulmán que ocupaba la península. Su padre intentó desposarla con apuestos y ricos pretendientes, sin embargo ella argumentaba motivos religiosos para no contraer matrimonio. El verdadero motivo era que ya había entregado su corazón a un capitán cristiano, pero las religiones que ambos profesaban les obligaban a mantener su amor en secreto.

A medida que pasaba el tiempo la lucha se transformaba cruenta y feroz hasta el punto de separar a los amantes físicamente. La belleza de Alqazires se tornó triste y sus habitantes sólo pensaban en la guerra. Mientras, la bella joven recibió una llamada del capitán cristiano para encontrarse, sin embargo, este encuentro significaba la traición a su padre y a la ciudad entera.

Cuando los cristianos tomaron Cáceres, la ciudad fue arrasada por completo. En aquel momento el señor musulmán descubrió que su propia hija le había traicionado hasta el punto de traicionar también a su pueblo. Cuando la hija acudió a rendir cuentas a su padre y le confesó que le había entregado las llaves de la ciudad al capitán cristiano conmocionó tanto al padre que éste le prometió el castigo más cruel.

El final de la muchacha es aún un secreto. Según cuenta la leyenda el padre conocía los secretos de la brujería, de los que hizo uso para convertirla en gallina y pagar así por su acción. Otros afirman que la muchacha fue atada a las columnas del aljibe para que muriera ahogada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: