MENU

Brexit: Puente de plata

20131243153252734-20_3bx6

Cánover /
Conrado Gómez

Anoten este día en su calendario porque será pregunta de examen para las futuras generaciones: ¿en qué fecha la UE perdió uno de sus Estados miembro? ¿Cuál fue el primer país en abandonar la eurozona? Y la cuestión podría enrevesarse si a nuestros hijos les cayese un tema con mayor profundidad: “Resuma brevemente las principales razones que llevaron a Reino Unido a votar a favor del Brexit”.

Sí, queridos lectores, finalmente lo que muchos temíamos ha terminado ocurriendo: el socio rico se va del club, el vocalista abandona el grupo para irse de gira por su cuenta. El resultado ha sido tremendamente ajustado y desatará un terremoto social y político. El ‘sí’ ha obtenido un 51,9 % de los votos frente a un 48,1% que optaban por permanecer. Londres, Irlanda del Norte y Escocia han obtenido un apoyo mayoritario al ´sí’, mientras que en el resto, incluida Gales, ha triunfado el ‘No’. Curioso, pues hace dos años en Escocia se convocó un referéndum para ver si continuaban en Reino Unido y, precisamente, uno de los argumentos que inclinó la balanza a favor de su continuidad fue su interés en permanecer en la UE. ¿Y ahora qué? ¿No es eso una sucia jugada al pueblo escocés? Es lógico que pidieran romper ahora con sus hermanos británicos.

La segunda economía de la eurozona con 2,5 veces el PIB de España y 60 millones de habitantes abandona la Unión Europea. Hará efectivo el artículo 50 del Tratado, ese que todo el mundo conoce pero que nadie ha utilizado nunca. ¿Y cómo estaba Reino Unido en la UE? En palmitas, con tal de que el niño mimado no tuviera una rabieta. Han disfrutado de una Europa a la carta sin participar de Schengen ni del euro ni de ciertas cuestiones de Defensa y Seguridad. A Reino Unido se le ha tratado siempre demasiado bien y nunca lo han apreciado. Ingratos.

Su salida debe tener consecuencias. No pueden disfrutar de lo mejor de su independencia y de pertenecer al eurogrupo. Tienen dos años para negociar su salida y el proceso debe comenzar ya. Un mensaje rotundo y claro para que los demás euroescépticos no vean exclusivamente beneficios en el proceso rupturista. Los 761.000 británicos que viven en España dejarán de disfrutar de las ventajas del cambio de moneda y nuestras garantías sociales. Reino Unido debe salir automáticamente de los más de 50 acuerdos comerciales que mantiene la UE con terceros países. Si salen del club, que sea con todas las consecuencias.

La libra está en su nivel más bajo desde 1985 y el Banco Central ya ha salido en su defensa. No. Protejan la economía de la eurozona, de los nuevos 27. No puede irse de rositas, que es lo que han hecho siempre. Y no les consintamos que alarguen el proceso de divorcio negociando cada punto para tener un acuerdo a su medida.

En este momento histórico Europa debe estar a la altura de las circunstancias y negociar su salida pensando en los que se quedan y no en el que se va.

Anterior noticia
Siguiente noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: