Versos del insomnio /
Víctor M. Jiménez

La antorcha de las pupilas
muerde la médula de una noche
preñada de miedos
y abre una hendidura
para que el rocío penetre
y dibuje su música en el pentagrama.

Envuelto en los besos
de unos labios de papel
aguardo a que el lucero
se lleve a los fantasmas
junto al perfume de los sueños.

El vago reflejo de los astros
vaticina la agonía
y salpica con manchas blancas
el fondo de la caverna
donde se refugian
los últimos suspiros.

Nada teme la madrugada
sino la madrugada misma.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here