¿Qué le llevó a la educación de adultos?
Un concurso de traslados. Trabajaba en el IES Sierra de Montánchez y venir a Cáceres implicaba no tener que viajar cada día. No conocía la Educación de Adultos y ha sido un gran descubrimiento. Somos un sector de la enseñanza maravilloso. Abarcamos un perfil de alumnado tremendamente amplio, de entre 16 y 87 años, y desde universitarios a alumnos sin formación; y hacemos realidad los propósitos de muchas personas.

¿Quienes son sus destinatarios?
Alumnos que en su día no pudieron obtener determinada titulación y aquí les ayudamos a hacer realidad ese sueño; o que pese a tener formación académica tienen inquietudes culturales y por eso se matriculan en enseñanzas no formales y acuden a nuestras actividades.

“Cualquier persona con inquietudes formativas y culturales puede encontrar en CEPA un destino”

¿Algún método especial para fomentar el interés de los alumnos?
Nuestro lema, ‘Nunca es tarde’, es lo que trasmitimos a nuestros alumnos; y también que “querer es poder”. Tratamos de trasmitir ilusión y fomentar la perseverancia y el trabajo.

Con los años, ¿cómo ha cambiado la educación de adultos?
En nuestro Centro han cambiado muchas cosas. Hemos ganado en diversidad de alumnado y enseñanzas; y se han incorporado las nuevas tecnologías, que desde hace ya varios cursos están integradas en la formación a través del Proyecto Escholarium.

¿Qué destacaría del Centro?
Somos un Centro único, con una gran vitalidad, en el que cualquier persona con inquietudes formativas y culturales puede encontrar un destino. Y una de las cosas que más me gusta de él es su capacidad de relación entre personas de distintas generaciones, culturas y nacionalidades, de distintos niveles culturales e inquietudes.

Quizás sí se necesitarían mejores instalaciones, ¿no?
Aunque tiene una ubicación ideal, sí es verdad que se queda pequeño, que nos gustaría contar con algún espacio adicional y con alguna otra mejora en infraestructura, algo que imagino llegará.

¿Sólo imparten clases en las instalaciones de Gómez Becerra?
También depende de nosotros la educación en el Centro Penitenciario y contamos, además, con una sede en Aldea Moret y con nueve AEPAS adscritas de distintas localidades cacereñas. Más de 3000 matrículas se formalizaron el pasado curso.

Para terminar, ¿alguna novedad o proyecto para este nuevo curso?
Destacaría la formación al alumnado de Secundaria para tener un más fácil acceso al mundo laboral y al éxito académico; y también varios proyectos encaminados a mejorar los hábitos saludables, el bienestar personal y a fomentar la integración social.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here