¿Cuántos de los turistas que llegan a Cáceres querrían degustar un sabroso queso en la misma explotación de la que sale la leche? ¿Cuántos dirían que sí a una ruta a menos de 10 minutos del casco histórico para disfrutar de la naturaleza? Es este nicho de mercado el que desea explotar el proyecto ‘Trashumana’, basado en la promoción de la naturaleza y en concreto, de la actividad ganadera de una explotación de cabras en la Montaña y que ahora peligra por la mina de litio.

El Ayuntamiento de Cáceres ya conoce este proyecto

Según ha explicado a Avuelapluma el encargado de Relaciones Públicas de la iniciativa, Óscar Mateos, la finca donde se ubica el rebaño de cabras linda con la mina y de progresar esta, su proyecto no podría llevarse a cabo. De hecho, asegura que actualmente “ni siquiera se plantean que la mina salga adelante”. Sus reivindicaciones están en consonancia con las de la Plataforma ‘Salvemos la Montaña’ porque ellos apuestan por la sostenibilidad como motor de crecimiento para la ciudad. Por este motivo, también se unirán el 14 de abril a la manifestación que ha convocado la Plataforma para mostrar su rechazo a “la destrucción de la Montaña”.

Naturaleza y gastronomía

Para entender mejor su proyecto, Mateos ha explicado algunas de las claves y ha precisado que aunque las cabras ya están asentadas en la finca, todavía no se han programado rutas turísticas y estas se iniciarán en los próximos meses. No obstante, hay que aclarar que la finca sí puede ser visitada por escolares y que ya se han organizado talleres medioambientales y rutas por la naturaleza.

Las visitas a la ganadería se promocionarán en los establecimientos turísticos y hoteleros de la ciudad, entre otros lugares, e incluirán demostraciones de fabricación de queso. Asimismo, la intención de los promotores de la iniciativa es que la actividad esté incluida dentro de la ‘Ruta del queso’, ya que también se podrá degustar el queso elaborado a partir de la leche de estas cabras. ‘Trashumana’ también oferta la posibilidad de conocer la flora de la zona, denominada como el “Pequeño Monfragüe” por su alcornocal, parecido al del Parque Nacional.

“Esto es un valor añadido a lo que ofrece de por sí la Montaña”, y añade Mateos que no están solos, puesto que tiene constancia de la existencia de una docena de proyectos relacionados con la naturaleza y que ahora están el peligro. Además, afirma que el Ayuntamiento de Cáceres conoce sus intenciones puesto que ya se han reunido con el Concejal de Turismo, Raúl Rodríguez. Sobre la repercusión económica de ‘Trashumana’, Mateos adelanta que su proyecto implica, de momento, la contratación de 3 personas.

Motivos de rechazo

Hace un par de semanas, la plataforma ‘Salvemos la Montaña’ desgranó los motivos por los cuales considera que no debería prosperar la mina a cielo abierto. Por una parte, aseguraron que el proceso de extracción y procesado del litio afectaría a la calidad de las aguas subterráneas del calerizo extremeño por su permeabilidad. Incluso barajaron la posibilidad de que los propios efluvios del agua afectaran a las pinturas rupestres de Maltravieso.

Hay constancia de la existencia de una docena de iniciativas de naturaleza en la zona

En segundo lugar, señalaron que el aire quedaría contaminado por el polvo en suspensión. También subrayaron la contaminación acústica a la que estaría sometida la ciudad por las voladuras constantes y destacaron las vibraciones que conllevarían esas voladuras que podrían perjudicar al desarrollo de la actividad sanitaria en el futuro Hospital de Cáceres.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here