Historias de Plutón
José A. Secas

Figuradamente, me remango una vez más, para seguir apoyando las legítimas reivindicaciones de la Plataforma “Salvemos La Montaña de Cáceres” y gritar a los cuatro vientos: “NO a la mina de litio de Valdeflores”. Me mojo, me posiciono y me comprometo inequívocamente con esta plataforma ciudadana, en la cual me considero integrado y con quien me identifico plenamente. Además de dejar clara mi postura y de hacer míos los argumentos y razones que defiende este colectivo (si no lo conoces, por favor, busca la información en su web: https://salvemoslamontana.blogspot.com.es), quiero remangarme de nuevo, en plan desafiante (si, como lo leen) y decirle un par de cosas a la empresa madrileña -chúpate esa- Tecnología Extremeña del Litio S.L. y, de paso, a los “poderes públicos” (ja, ja, ja) para que se enteren de qué pensamos una gran mayoría del tejido social de esta pequeña y apartada ciudad del oeste ibérico.

Señores de la empresa minera pantalla, multinacionales extractoras de rapiña y políticos ilusos que alientan este despropósito: ¿ustedes nos toman por tontos?, ¿creen de verdad que se van a salir con la suya?, ¿por qué malgastan su tiempo y su dinero?, ¿por qué no nos dejan en paz?…

Amigos lectores: no es suficiente con protestar e indignarse. Esta causa te necesita en la lucha

Amplío y argumento: Estamos formados, estamos informados, estamos seguros de tener razón (sin fundamentalismo; solo sentido común), somos muchos y seguimos creciendo en número, tenemos respaldo, estamos unidos, tenemos fe y confianza; somos un temible enemigo que va a luchar por su vida, su futuro, su familia, su casa, su aire y su agua, hasta alcanzar la victoria. No cejaremos en nuestro empeño y lo daremos todo por salvar nuestra vida, proteger a nuestros conciudadanos y asegurar un futuro limpio a nuestros hijos.

No malgasten esfuerzos, energía y dinero en esta causa. Ahórrense las catas, los estudios medioambientales de pacotilla, los informes manipulados y los honorarios de sus abogados. Esta guerra la tienen perdida de antemano; de verdad (y sin acritud). Solamente están consiguiendo -gracias; dicho sea de paso- que nos unamos muchos cacereños y amigos de la Tierra alrededor de este fin. No van a conseguir su propósito; se lo aseguro. En el hipotético caso de que este tremendo error estratégico vaya avanzando, irá recibiendo más y más oposición hasta ser reducido a la nada, a la par que los políticos que lo avalan y alientan, perderán su credibilidad y el respaldo popular.

Amigos lectores: no es suficiente con protestar e indignarse. Esta causa te necesita en la lucha. Participa y oponte con tus gestos a este crimen contra nuestra ciudad. Únete a nosotros. Cada día somos más y venceremos. Gracias.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here