La paciencia de los extremeños se ha agotado. Son muchos años ya clamando, sin recibir respuesta, por unos trenes dignos y unas necesarias mejoras en las líneas ferroviarias de la región. Pero el aguante tiene un límite y los continuos incidentes y averías sufridas en los últimos meses han hecho que las voces de los extremeños se hagan una y que, desde ciudadanos a políticos, administraciones y colectivos de todo tipo, todos a una, actúen para que, de una vez por todas, se lleven a cabo en la Comunidad esas justas mejoras ferroviarias.

Fueron posiblemente esas continuas averías e incidentes que se han venido sucediendo desde junio, y que no cesan, lo que desencadenó el malestar en el que empezó a fraguarse la manifestación que este próximo sábado, 18 de noviembre, reunirá a los extremeños en Madrid.

Desde junio se han registrado cerca de medio centenar de incidencias en trenes de la región

Como bien decía entonces el consejero de Infraestructuras, “las palabras ya se gastan y quedan vacías de contenido; estamos con un ferrocarril literalmente del siglo XIX, con velocidades y calidad de servicio de 1890, y pedimos un tren digno, no hace falta decir más”, y surgían las primeras voces #poruntrendigno, el inicio de un clamor que se iría intensificando hasta decidirse la convocatoria de esa concentración en Madrid donde el grito de los extremeños se haría unánime.

Y es que esta acción reivindicativa “no es de nadie” y “es de todos”, pues prácticamente todos se han sumado. Desde que se acordara la convocatoria las adhesiones han sido constantes y aún se siguen produciendo, y no ya sólo de Extremadura, sino también de otras Comunidades Autónomas.

De hecho, entre los colectivos que la semana pasada manifestaron su adhesión figura la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha, y la semana anterior ya lo había hecho la Federación de Asociaciones Extremeñas de Euskadi o el Consejo de Comunidades Extremeñas en el Exterior, confirmando que los representantes de las principales zonas de emigración extremeña, como Cataluña, Madrid, Andalucía, Euskadi, Castilla y León o Castilla La Mancha, entre otras, estarán presentes en la manifestación.

Apoyo total

Por lo que se refiere a la región, no cabe duda de que todos los sectores estarán presentes. No faltarán los representantes de las principales instituciones, desde la Junta a la Asamblea y las dos Diputaciones Provinciales, y de numerosos ayuntamientos. Sobre estos recordar que ya el 8 de septiembre más de 200 alcaldes se sumaban “formalmente” a la reivindicación de la Comunidad por un tren digno con la firma del ‘Compromiso de las entidades locales con el Pacto por el Ferrocarril’.

Fernández Vara: “La reivindicación de un tren digno para la región ha calado en la conciencia colectiva de Extremadura”

Unos días después, el 13 de septiembre, mostraría su “total apoyo” a la concentración de Madrid la Fempex (Federación de Municipios y Provincias de Extremadura), un compromiso que hizo visible el 30 de octubre con la colocación de la pancarta #TrendignoYA en los balcones de su sede, un acto en el que, además, 273 municipios firmaron su adhesión al Pacto por el Ferrocarril.

También se han adherido y estarán en la manifestación asociaciones culturales, como la Federación Extremeña de Folclore; sociales, como Plena Inclusión Extremadura; ciudadanas, como la Plataforma Milana Bonita de Plasencia, la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales o la Unión de Consumidores; organizaciones agrarias, como GOAG, UPA-UCE, APAG, Asaja y Cooperativas Agroalimentarias; deportivas, como el Club Senior de Extremadura; o la Sociedad de Gestión Pública de Extremadura (GPEX) y sus sociedades Gespesa y Gebidexsa.

Para facilitar la asistencia a la concentración en Madrid diferentes instituciones y ayuntamientos fletarán autobuses gratuitos para todos lo que quieran asistir a esta acción reivindicativa. El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, ha mostrado recientemente su confianza de que será un éxito. “La reivindicación de un tren digno para la región ha calado en la conciencia colectiva de Extremadura”, manifestaría Vara antes de añadir que a partir de ahora “nos van a oír, porque la paciencia se agotó; nos van a tener que escuchar y resolver cuanto antes esta deuda que España tiene contraída con Extremadura en materia ferroviaria”.

El programa

11.00 h. Inicio de la concentración, en la plaza de España, con presentación a cargo de José Antonio Moreno y Sara Bravo.

11.15 a 12.30 h. Actuaciones de Celia Romero, cantaora de Herrera del Duque a la que acompañarán a la guitarra Miguel y Juan Vargas, y del cantaor de Ruecas Miguel de Tena, que estará acompañado al toque por Patrocinio hijo.

12.30 a 13.00 h. Llegada a la plaza de España de la comitiva que se desplaza a Madrid-Atocha en tren; interpretación del himno de Extremadura a cargo de la Orquesta de Extremadura; y lectura del Manifiesto en Defensa de un Tren Digno a cargo del novelista Jesús Sánchez Adalid y la periodista Pepa Bueno, mostrando que se trata de “una reivindicación justa, imprescindible para el desarrollo de Extremadura y avalada por todos los extremeños”.

13.00 a 13.30 h. Actuación de Acetre, uno de los grupos más veteranos y emblemáticos del panorama folk extremeño, con más de cuatro décadas de trabajo a sus espaldas; y cierre del acto.

El apunte de Sergio Martínez, Director Editorial Avuelapluma

Una tremenda injusticia

El AVE a Extremadura es una gran utopía, el sueño de un pobre, la ilusión de un iluso, la realidad palpable del abandono del Estado, en definitiva, una gran mentira. Una tremenda injusticia.

Las comunicaciones, en general, y el ferrocarril, en particular, en Extremadura, son una gran mentira porque nuestros políticos, da igual el color del partido, son presos de su poco peso en el resto de España. Demostrado ha quedado en estos años de gobiernos populares y socialistas

En los últimos años han permitido el desmantelamiento de la Vía de la Plata, ahora en proceso de convertirse en vía verde, aceptaron el final de la conexión con Lisboa y del tren Lusitania, han claudicado con una unión por autovía de Cáceres y Badajoz, por no hablar, de las olvidadas Autovía al Levante, Granada o la Plataforma Logística del Suroeste y una conexión rápida par las mercancías con los puertos de Huelva o Sines.

El 18 de noviembre protestaremos en Madrid por un tren digno porque Extremadura lo necesita y la actual situación es indigna e injusta. Pero ojo, aquí no acaba la lucha, al mismo tiempo deberíamos estar luchando para que la región estuviera entera cubierta por fibra, no vayamos también a perder el tren de las telecomunicaciones.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here